25 de November de 2012 14:41

Jaime Iván Kaviedes, el más aplaudido en el día del ascenso de Aucas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

'Papá' Aucas volvió a la Serie B y hay que celebrar. En los parqueaderos del estadio de Chillogallo dos bandas de pueblo ponen la música para que la hinchada baile y goce. Es un festejo popular.

Los jugadores tienen previsto reunirse con su familia y luego mantener una reunión con la dirigencia.

Jaime Iván Kaviedes encontró en Aucas el cariño que no tuvo en otros lados.

Cuando se sacó el chaleco para entrar a la cancha la gente se puso de pie para aplaudir al 'Nine'. Entró y en la primera pelota que tocó casi es gol. Estuvo ayudando en los 40 partidos que jugó el equipo oriental para volver a la Serie B.

Cuando se terminó el partido sin goles, Kaviedes corrió a abrazar a Leandro Asad. "No tengo palabras de ver la alegría de esta gente que ha sufrido tanto. Gracias", dijo Kaviedes.

De su parte, Ramiro Gordón, directivo de Aucas, siempre mantuvo en su discurso la palabra "familia". Tras el ascenso, Gordón y su hija Mónica derramaron lágrimas al ver la alegría del hincha auquista en el ascenso a la Serie B tras el empate sin goles ante el Pilahuin Tio.

"Tengo que agradecer a toda la hinchada. Ver las lágrimas de un hombre como el 'Turco' Asad es emocionante. El 16 de diciembre se jugará el clásico de clásicos con Barcelona. Jugaremos de amarillo el primer tiempo y luego ellos".

Toda la familia Gordón se confundió en un solo abrazo.

Destacado

Especial sobre los 67 años de Aucas


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)