22 de March de 2011 00:00

Insúa se queda en Barcelona, pero ‘Pocho’ Harb impone su esquema

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Rubén Insúa tuvo que ceder a las condiciones que le impuso la dirigencia para continuar como técnico de Barcelona.

El primer cambio que tendrá que realizar el DT argentino tiene que ver con su planteamiento. Harb, tal como se lo había solicitado su Directorio hace una semana, le exigió a Insúa que renunciara a alinear a tres jugadores en la defensa y que jugara con dos zagueros centrales y dos laterales.

Otra de las exigencias es que el equipo vuelva a entrenarse por las mañanas y no por las tardes como lo hace regularmente el DT. Según Insúa , los jugadores rendían más en el horario vespertino que en el matutino.

El delantero brasileño Rodrigo Teixeira tampoco saldrá del club. Según Harb “su rendimiento puede mejorar con el cambio de sistema”. Las altas indemnizaciones que le hubiera tocado pagar al club si despedía a Insúa, a su cuerpo técnico y a Teixeira influyó en la continuidad del estratega.

Insúa, su asistente técnico Roberto Oste y el preparador físico David Sánchez ganan USD 38 000 mensuales. Eso, sumado al pago de los departamentos donde viven y los vehículos que utilizan para trasladarse en la ciudad, le significan USD 42 000 mensuales al club.

El contrato con el entrenador finalizará el 31 de diciembre por lo que Barcelona debía pagar una indemnización de USD 342 000.

La salida del técnico, hasta la tarde de ayer, parecía inminente. La dirigencia del club lo había decidido la tarde del domingo pasado . Luego de la derrota 4-0 ante Olmedo, en Riobamba, Harb le pidió al capitán Xavier Paulson, directivo del club, que bajara al camerino a pedirle la renuncia, pero el DT rechazó el pedido.

Harb estaba completamente decidido en ese momento a cambiar de entrenador. Él se había contactado con Carlos Torres Garcés para ofrecerle la dirección técnica del equipo y con Julio César Rosero, asistente de Sixto Vizuete en la Sub 20. Harb pidió permiso a Luis Chiriboga, presidente de la FEF, para hablar con el estratega. Este se reunió en la noche del domingo en Guayaquil con el Presidente torero.

Harb empezó a analizar la salida de Insúa la semana pasada junto a su Directorio en una reunión, que duró cuatro horas, luego de la derrota frente al Deportivo Quito, la semana pasada.

Allí, los dirigentes canarios acordaron sugerirle al estratega argentino que cambiara su sistema de juego defensivo de línea de tres a línea de cuatro. También se decidió darle una última oportunidad frente al Olmedo.

El domingo en la noche, también los directivos que acompañan a Harb en el Directorio, hablaron con este, después que regresaron desde Riobamba. En esa reunión volvieron a pedirle que Insúa dejara el equipo.

La mañana de ayer el ambiente dentro y fuera de la oficina de Harb fue movido. Desde las 10:00 se pudo observar que a menudo salían y entraban los directivos del equipo. Después de varias reuniones con miembros del directorio, el Harb salió de su oficina rumbo a la concentración del equipo en el estadio Monumental para reunirse con el entrenador.

La reunión empezó a las 13:30 y ahí Harb pretendía llegar a un acuerdo económico con el estratega para hacer viable su salida.

La reunión duró cuatro horas. Los periodistas esperaron en el Hotel Colón, pero después se trasladaron al estadio Monumental. Allí, Harb admitió que “Insúa no tiene un plazo para continuar en el equipo, pero que habrá cambios en el planteamiento”.

Respecto al bajo rendimiento del brasileño Teixeira, expuso que “ eso ha sucedido porque talvez no se ha acoplado al planteamiento que usa Insúa”.

Después de la cita entre el directivo e Insúa, este permaneció en la concentración del club torero. Allí se reunió con su cuerpo técnico: Luis Roberto Oste y David Sánchez, preparador físico. El DT evitó dar declaraciones a los periodistas que estuvieron en la cobertura de su posible salida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)