24 de March de 2014 00:01

Independiente, sin gol

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Antes del partido, los jugadores del Independiente estaban satisfechos con la decisión de jugar en el estadio Atahualpa. Estaban convencidos que el campo de Quito les ofrecía condiciones propicias para desplegar un fútbol rápido para someter a Barcelona.

La realidad fue otra. El equipo del Valle se encontró con su peor versión y no definió las opciones de marcar.

Los jugadores apostaron por el mismo esquema que los tiene peleando por culminar en el primer lugar de esta etapa. Se presentaron con el mismo libreto que juegan en la Copa Libertadores de América.

Esa propuesta suele ser atractiva para los aficionados y, sobre todo, efectiva. Pero ayer al club 'rayado' le pesó mostrar su juego en la delantera.

Sin Daniel Angulo (su padre falleció la víspera del encuentro), Armando Solís salió como el delantero más avanzado del club de Sangolquí.

Solís, junto a Junior Sornoza, formaron la dupla de ataque. Pero el segundo ariete tampoco mostró su mejor versión: ensayó un remate que salió desviado del arco como parte de su juego y, a los 72 minutos fue reemplazado por un impetuoso Gabriel Cortez.

Al frente, el DT torero Carlos Ischia cambió su esquema. El estratega -que guió al Deportivo Quito a su título local del 2011- volvió a la cancha del Atahualpa con una nueva propuesta. Pobló su defensa con tres jugadores. Incluso, la línea defensiva de Barcelona era protegida hasta con cinco futbolistas cuando Juan Carlos Paredes y el juvenil Jeison Domínguez se replegaban.

En ese juego había que esperar la sorpresa de algún jugador para abrir el marcador. El cuadro del Valle se acercó más, pero incluso la fortuna no le ayudó. En los minutos de adición, Jonathan González estrelló un remate en el poste.

Desde la banca técnica del cuadro de Sangolquí y en el propio campo, se evidenció la amargura por ese disparo. El DT Pablo Repeto recorrió la zona técnica con rapidez y lamentó la acción. La jugada fue solo una muestra de la falta de opciones y de puntería.

Algo similar le pasó a Barcelona. Sin los goleadores del 2013 (Federico Laurito y Federico Nieto) -ayer ausentes por lesión- Cristian Penilla y Ely Esterilla fueron los atacantes amarillos. Detrás de ellos, apareció Luis Fernando Saritama.

El 'Sari' no es el mismo de años pasados. En su función de volante de avanzada, tampoco pudo conectarse con los atacantes. Fue reemplazado por Stalin Mota a 38 minutos para el final. También ingresó Edson Montaño por Penilla. Pero el marcador culminó en un empate sin goles, un reflejo de la puntería de ambos equipos.

Repeto descartó cualquier tipo de agotamiento de sus jugadores. Su equipo disputa el torneo y la Libertadores con la misma intensidad. "No podemos poner ese tipo de excusas. No estamos al 100%, pero nuestra obligación es buscar siempre la victoria".

Eso sí, el entrenador ahora mira a la Libertadores. Su próximo rival será San Lorenzo de Almagro, de Edgardo Bauza.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)