28 de November de 2011 00:00

El Imbabura aprovechó las fallas albas y ganó tres puntos vitales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El riesgo trae adherida, como una sombra, la posibilidad de perder. No obstante, hay momentos en los que no se lo puede eludir.

En casos extremos, este riesgo puede significar jugar a la ruleta rusa y, como dice el refrán popular, quedarse sin pan... ni pedazo.

[[OBJECT]]

Eso es lo que sucede -y puede suceder- con Liga este año. El técnico Edgardo Bauza y la dirigencia alba apostaron por la Copa Sudamericana, en detrimento del campeonato local.

Las consecuencias: dos derrotas consecutivas, que acortaron mucho las posibilidades universitarias de clasificarse a la nueva edición de la Copa Libertadores por medio del torneo local. El otro camino para llegar a esas instancias es igual de complicado: ganar la Copa Sudamericana.

De todas maneras, el próximo martes, cuando Liga busque la final frente a Vélez en Buenos Aires, se sabrá si la decisión blanca fue la correcta o... si todo el trabajo anual termina explotando como una pompa de jabón.

Hasta mientras, el equipo sustituto que el ‘Patón’ presentó frente al Independiente del Valle y el Deportivo Imbabura la semana pasada no dio la talla. Y perdió ambos cotejos sin atenuantes.

El de ayer en la Casa Blanca no se salió del libreto. El equipo mixto que saltó al cuidado césped -cinco juveniles incluidos- fue incapaz de vulnerar la estrategia que diagramó Cipriano Valentín en el pizarrón del vestuario imbabureño. Una táctica que sus futbolistas cumplieron a cabalidad, aunque con poco brillo.

El triunfo de 2 a 1 que logró el equipo ‘Gardenio’ fue un homenaje al pragmatismo y no a un fútbol de alta escuela. El Deportivo Imbabura aprovechó dos fallas infantiles de la defensa blanca para lograr sus anotaciones

La primera fue a los 31’, cuando Francisco Mera encontró sus navidades adelantadas luego de un enredo entre Marlon Ganchoso y Daniel Viteri y disparó con suavidad hacia un arco vacío.

La segunda ocurrió a los 60’. Edwin Tenorio ejecutó un centro profundo al centro del área universitaria. El balón superó a Giovanni Caicedo y Galo Corozo pero no al gardenio Gionathan Hansen quien, con una hábil finta, superó al ‘Mono’ Viteri y logró el tanto.

Antes, a los 39’, el juvenil albo Richard Calderón ejecutó un tiro libre espléndido que golpeó en el vertical y, luego, ingresó en el arco imbabureño con la complicidad de la espalda de Giovanni Ibarra.

Al contrario que para Liga, para el Imbabura este resultado es positivo al 100%. Y le da nuevos bríos para seguir peleando por quedarse en la categoría A del fútbol ecuatoriano, en franca lucha con el Manta y el Independiente del Valle, por casualidad, su rival del miércoles próximo, en Sangolquí.

La figura
Luis Congo mejora con cada encuentro


Nacido el 2 de febrero de 1989, Luis Gonzalo Congo Mina es una de las promesas del fútbol del país. Ayer demostró que tiene las herramientas: su movilidad y picardía tuvieron a mal traer a la defensa blanca.

La contrafigura
Walter Calderón estuvo lento y sin disposición

Si se juzga el desempeño de ‘Mamita’ en el partido de ayer, su retiro no está muy lejano. A su falta de distancia y su desubicación se sumó la poca entrega que puso en el campo de juego. Un partido para el olvido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)