31 de May de 2013 13:08

Holanda pide hasta seis años de prisión por la muerte de un árbitro asistente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Fiscalía holandesa solicitó hoy penas de entre uno y seis años para seis adolescentes y el padre de uno de ellos, acusados de haber agredido de muerte a un árbitro asistente de 41 años en un partido de fútbol no profesional.

En concreto, la Fiscalía solicita el ingreso de los seis adolescentes -de 15 y 16 años- entre uno y dos años en centros de detención para jóvenes delincuentes, y seis años de prisión para el padre implicado en la muerte de Richard Nieuwenhuizen, informó la agencia Belga.

"La Fiscalía cree que todos los sospechosos de haber golpeado la cabeza o el cuerpo (del juez de línea) son responsables de la muerte de Richard Nieuwenhuizen", señaló la acusación, que agregó que ha interrogado a decenas de testigos y visionado las fotografías del incidente para determinar las penas que solicita.

El fiscal solicita, además, una condena de 30 días en un centro de detención para menores para otro joven de 15 años, que no es considerado responsable de la muerte del árbitro asistente pero sí de haber cometido un acto de violencia en un lugar público al haber golpeado a un jugador del equipo rival.

La agresión al juez de línea se produjo a principios de diciembre de 2012 en las instalaciones del club de fútbol juvenil 'Buitenboys B3', de la localidad de Almere (noroeste de Holanda), donde también jugaba el hijo del fallecido.

Según los relatos de la prensa holandesa, el partido, en el que el equipo local se enfrentaba al "B1 de Nieuw-Sloten", de Amsterdam, tuvo que ser interrumpido en varias ocasiones por presuntos episodios violentos.

Pese a que los testigos aseguran que no hubo ninguna decisión arbitral excesivamente polémica, el juz de línea fue agredido por jugadores del equipo visitante, que le propinaron una patada en la cabeza y tres en el abdomen.

El asistente pudo caminar por su propio pie hasta la cantina del campo, pero se sintió indispuesto y fue trasladado al hospital, donde falleció.
Los sospechosos de haber propiciado los golpes mortales al árbitro asistente fueron expulsados de por vida de su club de fútbol aficionado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)