7 de November de 2011 00:01

La hinchada perdió la cabeza en el sur

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La violencia se tomó la Caldera del Sur en la disputa de la quinta fecha del Zonal de ascenso.

Un grupo de aficionados del Aucas protagonizó incidentes con la Policía en el partido que su equipo perdió 1-2 frente al Gualaceo, por la quinta fecha del Zonal de la Segunda categoría.

El mal rendimiento en cancha del equipo oriental provocó la ira de varios aficionados, que reaccionaron con agresiones contra jugadores, dirigentes y policías.

Aproximadamente 6 000 aficionados concurrieron al estadio de Chillogallo para observar el partido del conjunto oriental.

Para este encuentro, el director técnico de Aucas, Alfredo Encalada presentaba un equipo más ofensivo. La expectativa era grande por el regreso del goleador Roberto ‘La Tuca’ Ordóñez, quien se encontraba lesionado pero fue titular junto a Gustavo Figueroa.

El primer tiempo fue dominado casi en su totalidad por los orientales, con varios remates a puerta y jugadas de peligro.

La más clara opción llegó al minuto 25, tras un potente remate del mediocampista Alexander Godoy, pero el balón golpeó en el travesaño. Era un típico cotejo de Aucas de este año, con los orientales atacando y fallando en los metros finales. Con el 0-0, los equipos fueron al descanso.

La historia del partido cambió apenas comenzó el segundo tiempo, cuando el delantero del Gualaceo, Patricio Minda, desbordó por izquierda, eludió a Godoy y sacó un potente remate de derecha hacia la izquierda del arco defendido por José Chamorro.

El gol condiciona al Aucas, que dejó a un lado marcas en el medio campo para lanzarse al ataque. El equipo capitalino apeló a los pases largos, pero sin fortuna.

Las fallas en la defensa condenaron al equipo oriental, que no podía contener los contragolpes de Minda y Nilo Valencia.

Al minuto 57, otra incursión del cuadro azuayo originó el segundo gol de la tarde, finiquitado por Jaime Vélez, quien remató a placer y con precisión desde fuera del área al ángulo izquierdo.

Mientras tanto, los aficionados auquistas ubicados en la general sur y la tribuna se descontrolaron y lanzaron varios objetos al campo de juego, sin que la Policía pudiera detenerlos.

Al minuto 60, Patricio Avilés ingresó al campo por Pedro Romo. El jugador dio mayor peso ofensivo al equipo oriental y, al minuto 66, Avilés anotó el descuento después de un lanzamiento al centro del arco, tras un tiro de esquina de Diego Quintanilla.

El equipo oriental atacaba incesantemente y tuvo varias ocasiones para empatar. Un tiro libre de Quintanilla se estrelló en el poste al minuto 71.

Al minuto 80 llegó la más clara para el Aucas. Un penal cobrado por Gustavo Figueroa, tras una falta sobre Avilés, fue atajado por el guardameta Luis Hurtado.

[[OBJECT]]

Esto generó que algunos aficionados ubicados en la General Sur perdieran la cabeza y al minuto 42 arrojaran una roca contra la cabeza al arquero del Gualaceo. Los hinchas rompieron las mallas y dos personas ingresaron al campo de juego con intenciones de agredir a los futbolistas.

El cotejo fue suspendido por 20 minutos, hasta que se controlara a los violentos.

Una vez reanudado el compromiso, Avilés fue expulsado tras una violenta entrada en contra de un jugador del Gualaceo.

El compromiso terminó con botellas arrojadas contra los jugadores y el cuerpo técnico.

Con este resultado, Aucas complica sus aspiraciones de ascender a la Serie B. Apenas ha conseguido 6 puntos en cinco partidos y se ubica penúltimo en el grupo 2 del Zonal, liderado Juventud Minera de Bolívar.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)