4 de July de 2011 13:14

Los grandes ceden terreno en Grupo B y los menos favoritos se envalentonan

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El inesperado empate sin goles entre Brasil y Venezuela, sumado al 0-0 que firmaron Paraguay y Ecuador, estrecharon el margen de maniobra en el Grupo B de la Copa América 2011, donde auriverdes y albirrojos cedieron terreno en favor de rivales menos favorecidos en el papel.

Así como Argentina continuaba buscando explicaciones a su flojo estreno como anfitriona luego del 1-1 con Bolivia, por el Grupo A, su archirrival Brasil se batía en medio de las preguntas y la autocrítica este lunes para tratar de entender lo que sucedió ante una Venezuela que asomaba como una fácil presa.

Como David ante Goliat, con orden y disciplina, los pupilos de César Farías contuvieron con gran sacrificio el asedio de Neymar, Robinho, Alexandre Pato y Ganso, el primero y el último, artífices del título de la Copa Libertadores de América alcanzado por el Santos de Brasil en junio último.

El DT auriverde, Mano Menezes, alineó a sus 'cuatro magníficos' en La Plata ante una vinotinto que no tenía nada que perder y sí mucho por ganar, porque un revés ante el campeón defensor no significaría mayor desastre, pero un empate o una victoria se inscribiría no como una hazaña sino como una consecuencia del crecimiento en los últimos años del fútbol venezolano.

Y efectivamente sucedió lo último. Los pentacampeones del mundo no avasallaron a los llanaeros y, por el contrario, se retiraron frustrados del estadio Ciudad de La Plata.

Varias intervenciones providenciales del portero venezolano Renny Vega y la ayuda 'divina' del travesaño le jugaron una mala pasada al 'Scracht'.

" Este resultado no debe sorprender a nadie porque Venezuela ha crecido en su fútbol y su mentalidad. Ahora somos más ordenados, más tácticos y asumimos los compromisos con mayor responsabilidad. Y eso fue lo que hicimos ante Brasil, por lo que no consideramos que lo hecho sea una sorpresa para los demás " , dijo un analítico Farías.

Para el atacante Robinho, uno de los 'veteranos' del nuevo Brasil, la verdeamarelha cometió equivocaciones y llamó a sus compañeros a no fallar ante Paraguay, su próximo rival en la llave el sábado en Santa Fe (centro) .

" Lo que tenemos que hacer ahora es tratar de corregir las cosas que hicimos mal y no cometerlas ante un buen rival como Paraguay " , anotó el ariete del AC Milán.

En Santa Fe, en el segundo encuentro de la serie, Paraguay y Ecuador tampoco pudieron romper el cero, pero el resultado se inscribe en los parámetros de la lógica.

El guardameta de Ecuador, Marcelo Elizaga, sacó al menos tres pelotas con destino de gol, convirtiéndose en la figura de un partido en el que el 'Tricolor' también tuvo lo suyo en los pies de los habilidosos Cristian Benítez y Felipe Caicedo.

Estos gélidos resultados deparan un futuro incierto para los favoritos en los papeles, Brasil y Paraguay, mientras que para Venezuela y Ecuador les sirven como envión anímico para encarar lo que resta de la primera fase.

Una victoria de Brasil ante la albirroja lo situará en la senda esperada por su exigente afición, pero un resultado adverso sería una catástrofe que podría desestabilizar al tranquilo Menezes.

Un empate asimismo comprometería a ambos combinados, y plantearía una apasionante definición que se produciría recién en la última fecha, cuando Brasil enfrente a Ecuador y Paraguay a Venezuela.

A la luz de los resultados vistos hasta la fecha, hoy nada parece descabellado en el planeta fútbol, porque nadie imaginó los flojos arranques de Argentina y Brasil en la Copa América.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)