Fútbol

Euforia en Afganistán tras ganar el campeonato de fútbol del Sur de Asia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
12 de September de 2013 09:24

Por una vez la televisión afgana no se ha hecho eco en las últimas horas de ataques ni atentados suicidas sino de la euforia que ha desencadenado en el país el triunfo ayer de la selección nacional en el campeonato de fútbol del Sur de Asia.

La victoria la obtuvo por 2 a 1 el equipo afgano frente al hindú en la final del campeonato, jugado en la capital nepalí, Katmandú, lo que desató de inmediato el entusiasmo popular en las ciudades y pueblos de este país, escenarios de manifestaciones de júbilo. Los disparos al aire en señal de alegría fueron anoche frecuentes en Kabul, cuyas calles fueron tomadas por multitud de aficionados.

"En esta ocasión no se trataba de disparos de talibanes ejecutando inocentes; en esta ocasión de trataba de disparos para celebrar el más importante triunfo deportivo de nuestra historia", explicó a Efe el empleado público Ahmed Basharat, aún exultante. "Me siento feliz viendo a mi mujer y mis hijos disfrutando del triunfo, todos somos fans de este equipo", añadió Basharat.

Otro aficionado no menos entusiasta, Mustapha Alizada, subrayó que "Afganistán es conocido por la corrupción y la guerra pero con esta victoria hemos demostrado al mundo que estamos interesados más en cosas como el deporte, la música y el baile que en el terror". "Puedo decir que ha sido la mayor felicidad de mi vida", proclamó el joven, que estaba acompañado de un grupo de amigos.

"No puedo controlar mi emoción. Voy a cantar hasta que no pueda más para celebrar este histórico día para los afganos, que espero que sirva para reforzar la unidad entre nosotros", comentó a Efe el artista Shahzad Adil, uno de los cantantes más populares del país. El partido no solo se vivió en las casas a través de la pequeña pantalla; cientos de tiendas, restaurantes y oficinas se habilitaron para acoger a los aficionados que anoche no se quisieron perder por televisión el histórico triunfo de la selección nacional.

Pero el no va más llegó con el pitido final; muchos propietarios de restaurantes ofrecieron gratis comida y bebida. Y las calles de la ciudad se llenaron de miles de automóviles que hacían sonar las bocinas en cada esquina y desde los coches se ondeaban banderas afganas y se repetía sin cesar el lema "Afganistán, Afganistán" como si se tratara de un mantra.

El propio presidente afgano, Hamid Karzai, recibió hoy en el aeropuerto al equipo nacional a su regreso de Katmandú en medio de grandes multitudes. Karzai aprovechó la ocasión para anunciar que el Estado va a regalar un departamento a cada jugador en premio por la gesta. El portero del equipo, Masoor Faquryar, tendrá un plus; USD 20 000 por detener dos penaltis en la semifinal contra Nepal.

Afganistán es uno de los países que fueron miembros fundadores de la Confederación Asiática de Fútbol en la década de los cincuenta. Y aunque los años en que los taliban estuvieron en el poder, de 1996 a 2001, supusieron un paréntesis en la historia futbolística del país, ya que prohibieron los deportes, el combinado nacional no ha tardado en recuperar la forma y el espíritu de competición.

El triunfo de ayer se produjo menos de un mes después de que Kabul acogiera el pasado 20 de agosto el primer partido internacional de fútbol que se disputaba en Afganistán en un década, y que acabó con victoria local; 3-0 frente a Pakistán.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)