21 de April de 2014 00:01

El empate frente al Manta fastidió a la afición local de Olmedo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las pifias fueron la mejor barra de los seguidores del Olmedo. Ayer, 20 de abril, el equipo riobambeño dejó escapar la victoria frente al Manta, en el estadio Olímpico.

El plantel dirigido por Gabriel Perrone no logró concretar las cinco jugadas de peligro que generaron sus jugadores. La ausencia de Jacob Murillo por una lesión fue notoria y perjudicó el rendimiento ofensivo del 'Ciclón'.

Desde el inicio del juego, hasta el minuto 10, Ángel Cheme, Romario Caicedo y Cristian Palacios atacaron el arco defendido por un excompañero del Olmedo, Dennis Corozo. El joven portero, hijo de uno de los jugadores emblemáticos en la historia del cuadro riobambeño, Jorge Corozo, se convirtió en la figura del partido.

La respuesta del Manta se dio pasados los primeros 15 minutos de juego. Efrén Mera hizo estirarse al arquero Robinson Sánchez, quien desvió el balón obligando al cobro de uno de los cuatro tiros de esquina favorables para su equipo.

El primer tiempo se desarrolló bajo esa tónica. Ataques de lado y lado; pero sin la eficacia necesaria. Mientras en los graderíos los hinchas silbaban por la actuación de sus jugadores. Pedían cambios y goles.

El cotejo se convirtió en el juego del casi gol. Los integrantes de la barra Los Bullangueros, del equipo local, se tomaban la cabeza y mostraban su desazón con gritos.

En el entretiempo la mayoría comentaba sobre un punto en común: la necesidad del ingreso de David Quiroz, para buscar con él mejor salida desde el medio sector y tener un arma con su remate desde la media distancia.

Nada cambió
Para la segunda etapa, el equipo del técnico Gabriel Perrone ingresó a la cancha en busca del triunfo. No se realizaron variantes.

La necesidad de ganar para el Olmedo se basaba en las ganas de dejar la novena ubicación en la tabla y recuperar los puntos perdidos en casa.

Pese a los esfuerzos, los segundos 45 minutos del juego tuvieron la misma característica de la primera fase: ataques de ida y vuelta. Caicedo, Polo Wila y Luis Vila tuvieron claras oportunidades de abrir el marcador para los locales que tienen un partido menos y completaron 17 puntos.

El Manta también pudo hacerlo a través de Efrén Mera, Freddy Olivo y Christian Márquez, pero tampoco lo consiguió. Los manabitas se ubican en el sexto lugar de la tabla con 19 unidades.

Tras el encuentro, Juan Manuel Llop, técnico del Manta, aseguró que todas las variantes que implementó "fueron ofensivas, ninguna fue para conservar el empate".

La jugada más clara de gol se dio en el minuto 89. Carlos Orejuela, Caicedo y Quiroz remataron en medio de una desordenada defensa manabita. Sin embargo, Corozo salvó su arco en tres ocasiones.

En la siguiente jornada, la decimoquinta del Campeonato ecuatoriano, Olmedo recibirá al Mushuc Runa, en el Olímpico de Riobamba, en tanto que el Manta recibirá al puntero Emelec, en el estadio Jocay.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)