18 de March de 2012 00:04

La dupla que emociona a los chullas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un delantero tricolor y otro gaucho hacen delirar a los hinchas del Deportivo Quito con sus goles. Fidel Martínez y Matías Alustiza forman la dupla goleadora del equipo defensor del título local.

En lo que va de este año, Martínez ha marcado tres tantos. Uno ante Vélez Sarsfield, otro ante el Cuenca y el tercero ante Liga (L).

Alustiza, en cambio, recuperó el cariño de la hinchada al marcar en la final del Campeonato 2011. El gol le ayudó a mejorar su rendimiento este año. Hoy, suma cinco tantos: tres en el torneo local y dos en la Copa Libertadores.

El argentino, apodado el ‘Chavo’, no cree en las cábalas ni en los amuletos. Solo confía en sus cualidades. Eso sí, antes de salir a un partido, recuerda los abrazos de sus familiares, quienes lo apoyaron cuando no anotaba goles en el conjunto azulgrana.

Esa etapa lo ayudó a mejorar su estima. Por eso, pide a la hinchada que le tengan paciencia a Maximiliano Bevacqua, ariete que no ha marcado desde el 2011.

Martínez y Alustiza tienen otras similitudes. Siempre atienden los pedidos de los hinchas que los visitan en el complejo Ney Mancheno, al norte de Quito

En las prácticas son los más alegres y cuando marcan sus festejos llaman la atención. Alustiza solía ponerse el gorro del ‘Chavo’. Martínez baila ritmos cariocas.

Un gol le permitió  seguir  en la ‘AKD’  
 
Matías Alustiza

Redacción Deportes
   
Estuvo cerca de dejar   al Deportivo   Quito,  al igual que sus amigos y coterráneos       Jorge Córdova  y Nilo  Carretero.

Pero eso finalmente     no sucedió. El argentino   Matías Alustiza superó tres meses difíciles del año pasado (entre el 23 de  julio  y  el 23 de  octubre) y al final de la temporada se    convirtió en una  de  las figuras del club. Sus goles  fueron claves para  que su equipo   alcanzara  su  quinto título. Ahora, su apodo, ‘Chavo’,  es respetado  entre  la hinchada del Quito.

En los tres meses   recibió el apoyo de su  esposa e hijo, con quienes vive en la capital. Él aún  recuerda esos momentos porque, advierte, formaron parte de su aprendizaje en su vida profesional. “Eso te  hace más fuerte”.
 
El ‘Chavo’ llegó  a la AKD en julio del 2011por su fama de goleador. Pero desde el 23 de  julio  hasta el 23 de  octubre apenas  marcó dos  tantos. Lo hizo en su debut con el Manta  y ante el  Barcelona, el 31 de julio, en la tercera jornada  de la segunda  etapa del Campeonato.

Su primer gol emocionó a los hinchas. Sin embargo, tras esa anotación, el panorama cambio.   Alustiza  ya no tuvo más halagos por tres meses. Desde los graderíos del Atahualpa,  la afición le pedía al técnico  argentino Carlos Ischia  que lo  sustituyera. El DT, que  recomendó su fichaje, se resistió y lo mantuvo en el club.  
 
El ‘Pelado’, como apodan al DT, es  conocido por su  “buen ojo” con los jugadores; no se equivocó.
Ischia, para lograr mejores resultados en su equipo, ubicó en el ataque a  Fidel Martínez  y  Maximiliano Bevacqua.

Alustiza esperó en la banca de  suplentes y respondió cuando ingresó a la cancha. El  ‘Chavo’,    de 1,67 metros  y 28 años, hizo ocho tantos  que fueron claves en la parte  final del torneo del 2011.

Alustiza recuerda con aprecio  los  goles que marcó en el año pasado, pero siente  un apego especial por el que anotó  en la  final ante Emelec, cuando parecía que el marcador quedaría en 0-0  y  Deportivo Quito se coronaría campeón  solo con el  tanto que Fidel Martínez anotó  en Guayaquil.

 “Me agradan todos, pero el de la final  tiene un significado muy especial para mí”.  Ese gol le permitió seguir en el plantel durante esta temporada. Esto no ocurrió con   Córdova y Carretero, quienes fueron despedidos.

Su contrato con el club culminará  en junio, pero   él  quiere  seguir  en el plantel. Ahora, gracias a ese gol, es   titular indiscutible junto a Fidel Martínez.


‘Poja’ es el más feliz en el Quito
Fidel Martínez

Redacción Deportes

El número 777 no es  una cábala ni   una cifra  de la  lotería nacional. Es solo un recuerdo  especial para  el delantero  Fidel Martínez, quien baila  ritmos brasileños  cuando anota goles.

¿Por qué es  especial? Es fácil,  responde  el jugador. “El  7 de marzo le  marqué un gol a  Vélez  Sarsfield. Tenía la camiseta con el número siete y el juego  correspondía al grupo 7 de la Libertadores”.
 
El ‘Poja’, como lo apodan  con cariño, recordó el ‘777’ el   pasado miércoles en el Complejo de Carcelén, mientras se divertía con la pelota y la ubicaba sobre  su alborotado  cabello  tinturado de  color rojizo.

Martínez ejecutó las acrobacias con el balón después de una práctica en la que él y sus  compañeros probaron las destrezas de Marcelo Elizaga y Adrián Bone  frente al arco.  Ese día,   dos niños        treparon  la malla   que rodea   la cancha para ver al delantero.

Las gambetas con el  balón  y el significado  del ‘777’ los contó en  un ambiente de alegría, adjetivo que define  la personalidad de Martínez.  “Fijate cómo   sonríe. Puedo decir que nunca he visto un jugador más alegre que  Fidel”, confirmó el uruguayo Víctor  Battaini, al observarlo en el entrenamiento del
miércoles.

El charrúa también fue una figura del equipo: en 1968 se  consagró goleador  del  campeonato de 1968,  con 19 tantos.
Fidel es  un chico alegre, ratifica  su padre  Luis Martínez. Hoy, el goleador atraviesa un buen momento en el torneo local y  en la Copa Libertadores. Esto lo ha hecho más feliz. Él e Isaac Mina son los  más bromistas  en la concentración de Carcelén.

En ese escenario, sede de concentración del club chulla, Fidel se entrena con el equipo de Primera   desde mayo del año pasado, cuando Ischia se integró,  tras la salida de Fabián Bustos, ahora DT de  Técnico Universitario.

Ischia  invitó a Martínez a entrenarse con el plantel de  Primera tras observarlo en un equipo de suplentes.  “¿Cómo se llama?, ¡Me gusta, tiene algo distinto!”, fueron las  frases que el estratega  pronunció al ver al delantero.

El jugador, nacido en Shushufindi, no decepcionó a Ischia y esto se evidencia en las estadísticas. ‘Poja’  anotó  el gol de la primera final del Campeonato 2011 ante Emelec, en el Capwell.

También convirtió en la goleada sobre Vélez,  Deportivo Cuenca (4-1) y  Liga de Loja (4-1). Fidel no cree  en amuletos, pero espera que la suerte del  777 lo acompañe en los partidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)