2 de December de 2010 00:00

Duelo de ecuatorianos en México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

Ambos buscan su segunda corona en el fútbol mexicano. Son titulares en sus clubes y en la Selección. Estos son Christian Benítez y Walter Ayoví, los cuales viven momentos especiales en ese país en los clubes Santos Laguna y Monterrey, en ese orden.

Ambos juegan hoy, a las 21:00 (de Ecuador), la primera final del torneo Apertura en Torreón, sede del Santos y en donde Benítez es un ídolo. El ‘Chucho’, como es apodado’, contó a este Diario vía telefónica que se siente motivado cuando sale por las calles. Lo reconocen fácilmente y buscan tomarse fotografías con él, algo que asegura lo hace “con agrado”.

Siempre sale de casa en compañía de Lizeth Chalá, su esposa. Pero también habla constantemente por teléfono con su abuela Dorsi López, con quien encuentra serenidad en los momentos de tensión. Antes o después de cada partido suele llamarla para contarle cómo se siente. Hablan del ambiente de la ciudad y de las sensaciones que experimenta.

“Siempre me dice que está orgullosa de mí, sea o no figura, y esas palabras son mi mayor motivación”, contó el ariete, que es el goleador del torneo mexicano con 16 conquistas.

Benítez ya experimentó la euforia de ganar títulos en México. En el 2008 fue campeón con el Santos en el torneo Clausura. Sus goles, habilidad y fortaleza lo vincularon para el 2009 al club Birmingham, de la Primera división de la Premier League, en donde estuvo pocos meses.

Pero, “volver a México me revitalizó”, aseguró Benítez. “Torreón es una ciudad acogedora, en la que mi familia se siente feliz. La estabilidad emocional es importante para mí”, agregó.

Mientras ‘Chucho’, cuyo curioso corte de cabello tampoco pasa desapercibido (tiene dibujado el 11 en la parte posterior de su cabeza), es feliz con el apoyo de la afición. Walter Ayoví, en cambio, prefiere evitar salir de casa.

El volante-lateral del Monterrey es un jugador de un carácter más reservado. Su equipo ha desatado la euforia en esa ciudad con la clasificación a la final. Por ello, indicó a este Diario que prefiere quedarse en su domicilio.

“Es imposible andar por la calle tranquilo. La gente me reconoce enseguida y se acerca a pedir autógrafos. Es algo que te llena, pero también quiero mi espacio”.

Esta será la segunda posibilidad de ganar un título para el capitán de la Tricolor, que ya levantó el trofeo en el torneo Apertura del año pasado, en su primera temporada con los ‘Rayados’.

“Esta es mi mejor etapa como jugador profesional. Lo afronto con mayor madurez y espero poder retirarme aquí”, aseguró.

Benítez y Ayoví tienen contacto vía telefónica para bromear, compartir experiencias y anécdotas. Para estas finales, ya tienen una apuesta pactada, pero no quisieron revelar cuál es el precio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)