30 de April de 2012 00:03

Damián Díaz se puso el traje de líder

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Damián Díaz vivió el duelo ante Liga como si fuera la final más importante de su vida, por ello no quería que lo remplazaran. En el minuto 79 el volante del Barcelona pedía al técnico Gustavo Costas, a través de gestos con la mano derecha, que lo dejara jugar al menos dos minutos más.

En ese momento, el marcador del estadio Casa Blanca señalaba 2-2. El argentino, tras cumplir con una gran actuación que se reflejó en dos remates directos en el primer tiempo y en manejar el ritmo del partido para su equipo, salió en lugar de Michael Jackson Quiñónez.

Díaz fue el generador de fútbol de Barcelona hasta cuando estuvo en la cancha. En todo momento gritó a sus compañeros, exigiendo marca y entrega. Y se molestó cuando no recibía el balón con prontitud. Al tenerlo en sus pies, lo entregó con criterio y lo retuvo cuando quiso restar ritmo al rival.

En los goles de sus compañeros Narciso Mina y Frickson Erazo, saltó con euforia y se abrazó con ellos. Esta faceta del argentino fue distinta en relación con la que mostraba con el ex DT de los toreros, Luis Zubeldía. En su esquema, se dedicaba a retener el esférico. Pecaba de individualista, exacerbando a los hinchas. Todo lo quería resolver por su cuenta.

Ayer, en cambio, Barcelona fluyó con el talento del ‘Kitu’, como es apodado. Los seguidores del equipo guayaquileño vieron esa entrega y aprobaron su acción con aplausos para el volante que hoy cumple 26 años.

En la directiva también hubo satisfacción por el desempeño del argentino. Así lo indicó Antonio Noboa, presidente del club, quien confirmó que tratarán de adquirir sus derechos por USD 2 millones o extender el tiempo de préstamo, que culminará en junio de este año.

“Hoy (ayer) fue un gran aporte. Su liderazgo en la cancha se sintió. Fue más colaborador que en otros partidos”, sostuvo.

Según las estadísticas que entregó la empresa Martec, que colabora en los partidos de Liga de local, Díaz realizó dos remates directos al arco defendido por Alexander Domínguez. En ambos, el golero albo se exigió para evitar que su meta cayera. También generó una opción con pase gol, cometió una falta y recibió dos, ejecutó tres tiros libres y cuatro tiros de esquina.

“Díaz es un jugador que aporta con su visión de la cancha, por su facilidad para habilitar. A los defensas nos da respiro porque sabe dominar el balón en el medio campo”, refirió el zaguero Frickson Erazo en la zona mixta, tras el partido. Este defensa marcó el gol del empate final.

Oswaldo Morelli, DT argentino de Liga de Portoviejo, destaca la actitud que Díaz muestra en la cancha. “Es un futbolista que se entrega en cada partido, que alienta a sus compañeros con esa mentalidad ganadora. Si se aplica y deja de ser individualista, Barcelona generará mayor riesgo en el área rival”.

Cuando culminó el partido, los periodistas quisieron obtener una declaración del ‘Kitu’, porque fue una de las figuras del cotejo. Sus derechos deportivos pertenecen al Boca Juniors. Pero como buen driblador que es, eludió el paso por la zona mixta y de inmediato se subió al bus que esperó en la entrada a los camerinos. El otro destacado del cotejo fue el juvenil Carlos Gruezo. Este anuló al antagónico de Díaz, Damián Manso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)