18 de November de 2012 00:03

Un club gasta hasta USD 40 000 para recuperar a un futbolista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

¿Cuánto le cuesta a un equipo perder a un jugador por una lesión? La respuesta solo la tienen los dirigentes. Una de las deudas pendientes del balompié ecuatoriano es la cuantificación de este problema. En el país no existe una investigación de cuánto pierde un equipo, debido a las bajas de su principal factor humano: los futbolistas.

Sin embargo, hay algunas pistas: Iván Vasco, presidente de Deportivo Quito, afirma que los gastos son fuertes: “Como institución tenemos la obligación de cubrir la totalidad del salario, la hospitalización, la recuperación. En algunos casos nos tocará contratar a otro jugador para que lo reemplace. El equipo gastará unos USD 40 000 en el proceso”.

En el cuadro chulla, el sueldo promedio de un jugador es de USD 5 000, aunque los seleccionados y más experimentados pueden llegar a ganar más.

Juan Vélez, director de Riesgos del Trabajo del Instituto Ecuatoriano de Seguro Social (IESS), recuerda que las lesiones deportivas también forman parte de los accidentes de trabajo. “Por tanto, los equipos tienen que cubrir con su recuperación, tal como se contempla en el Código del Trabajo. Es su responsabilidad”.

Como queda planteado, una de las aristas es la pérdida económica. Reinaldo Rueda, el entrenador de la Selección, menciona que el no contar con los futbolistas tanto en los equipos como en la Tricolor afecta al lucro cesante, es decir la ganancia que dejan de obtener, las instituciones, por la participación de los jugadores golpeados.

Pero además de lo económico, está el factor deportivo. En Barcelona, por ejemplo, las dos últimas semanas la atención se centró en t recuperar a Michael Arroyo, el habilidoso volante-delantero.

El ‘Ídolo’ perdió a su baluarte en el Clásico del Astillero, cuando el defensa de Emelec, Christian Nasuti, le rompió el vasto, un músculo del cuádriceps.

Desde entonces, el cuerpo médico encabezado por Bosco Mendoza trabajó en su rehabilitación y en la semana pasada se abrió la posibilidad de contar con él en los últimos partidos del torneo.

“A nosotros, más que el dinero en rehabilitación, lo que nos preocupa es poder contar con el jugador. Es clave para el plantel”, confiesa José Doumet, presidente de la Comisión de Fútbol.

Arroyo llegó a mediados de año al equipo y su salario bordea los USD 30 000. El equipo ha cubierto los gastos de recuperación y la integridad de su sueldo, durante el tiempo de paralización por la lesión. Sin embargo, espera contar con él al final del torneo.

Con seguro particular

Las lesiones se prevén desde inicio de año como un imponderable en los equipos. Por ello, algunas instituciones como Liga, decidieron contratar un seguro particular. La ‘U’ usa los servicios de Humana, según confirma Diego Castro, dirigente albo.

El acuerdo contempla el tratamiento y hospitalización de los futbolistas. Si éstos, luego deciden atenderse con otros médicos, deberán presentar una solicitud formal por escrito. De esta forma, el equipo deslindará responsabilidades de una mala praxis, según comenta Castro.

José Valencia, quien tuvo contrato con Liga hasta finales del 2011, sigue rehabilitándose en el club. Solo tuvo que cancelar la segunda operación de su rodilla, pues decidió hacerlo por su cuenta en Guayaquil.

En equipos como Barcelona y Macará, se cumple con afiliar a los jugadores al Seguro Social. El cuadro ambateño somete a intensos chequeos a los jugadores antes de la temporada para determinar lesiones crónicas. “Si es un jugador extranjero, no lo contratamos. Si es nacional, analizamos su caso”. revela Luis Valdiviezo, gerente deportivo de Macará.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)