28 de May de 2010 00:00

Los científicos también libran sus propios cotejos en los mundiales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Johannesburgo.

El fútbol, cuyo Mundial número 19 tendrá lugar en Sudáfrica a partir del 11de de junio, no se escapó a la curiosidad de la ciencia.

Científicos de diferentes partes del planeta realizaron estudios y detectaron varias claves para comprender la mecánica del fútbol, las leyes físicas que lo rigen y la psicología de los jugadores.‘Tirarse a la piscina’

El psicólogo británico Paúl Morris intentó descubrir cuando un jugador ‘se tira a la piscina’ fingiendo una falta.

Cuando un futbolista cae con los brazos hacia arriba, las manos abiertas, el torso encorvado y las piernas recogidas, no hay duda, pues “las leyes biomecánicas señalan que eso no puede ocurrir de manera natural”, dice Morris.

Cuando verdaderamente existe la falta, “instintivamente, los brazos del sujeto que sufre la infracción van hacia abajo para amortiguar la caída o hacia un lado para guardar el equilibrio”. Así lo aseguró Morris.

Los peligros del penal

Mirar una tanda de penales puede costarle la vida a los hombres frágiles, mientras que las mujeres no corren ningún riesgo.

Tanto así, que el número de hospitalizados por un paro cardíaco aumentó en Inglaterra en un 25% cuando la Selección del país europeo perdió en los penales ante Argentina, el 30 de junio de 1998, en el partido de octavos de final del Mundial de Francia.

En la Eurocopa de 1996, la tasa de muertes por crisis cardíaca o accidente vascular en el cerebro aumentó en un 50% el día en que Holanda fue derrotada por Francia en los penales, en uno de los choques de los cuartos de final.

Las hormonas del local

Los investigadores británicos Sandy Wolfson y Nick Neave estudiaron hasta qué punto favorecen las hormonas secretadas por los futbolistas que juegan en su estadio. Midiendo los niveles de testosterona de los jugadores que compiten en su feudo, de los que lo hacen como visitantes, los investigadores concluyeron que esa hormona estaba más presente en los futbolistas locales.

La hormona masculina está vinculada al dominio, la confianza y la agresividad, por lo que parece que los jugadores dueños de casa están más decididos a defender su territorio.

La ventaja de vestir de rojo

Los equipos que visten de rojo ganan más a menudo. Así lo reveló un análisis realizado por estudiantes universitarios británicos en el 2008, durante la Premier League, en Inglaterra.

En esa Liga, el Manchester United, el Liverpool y el Arsenal ganan más seguido, mientras que los equipos que visten de amarillo o naranja ganan menos.

Está por ver si estos datos se confirman en el Mundial de Sudáfrica, en el que participará España, campeona de la Eurocopa 2008 y que viste de rojo, y Brasil, una de las selecciones favoritas y pentacampeona en el torneo planetario, que viste de amarillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)