27 de January de 2013 00:43

El campeón le sacó un empate de visita al recién ascendido

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la pretemporada en Salinas, Raúl Duarte, técnico del Deportivo Quevedo, había advertido: “El Quevedo es como un Barcelona chiquito, refiriéndose al apoyo de su hinchada y como anticipando  que el ‘Ídolo’ sería su primer contrincante  en el inicio del campeonato luego de su regreso a la serie A,  tras ocho años.

El ‘Súper Depor’  puso a prueba al campeón reinante en el estadio Siete de Octubre, que lució  casi  lleno con 14 000 hinchas, en su mayoría pintados de amarillo.

El equipo ‘fluminense’  fue aguerrido, peleador, rápido, y tuvo en  Luis Carlos  Espínola al hombre más peligroso en ataque. El paraguayo fue el autor del gol de apertura  al minuto 20, luego de una jugada colectiva, que inicio el volante Patricio Quiñónez.
 
Rohan Ricketts, ex jugador del  Arsenal y Tottenham de Inglaterra,  fue otro punto alto en el Quevedo, no solo por ser promocionado como la mejor contratación del equipo, sino también porque  no se escondió ante la marca y asumió su rol de mediocentro ofensivo.

La cancha lució  pesada.  Había llovido 24 horas antes del juego, por lo que los equipos tuvieron dificultad para levantar el balón  y hasta avanzar por culpa de los charcos y el lodo de la cancha.  La FEF había determinado semanas atrás que el estadio no era apto para los juegos del Campeonato.

El partido fue intenso, con una clara perspectiva ofensiva del plantel torero,  que tomó el control de la pelota, pero se mostró impreciso en los pases. En su debut, los campeones del 2012  todavía no pueden  conjugar lo mostrado el año pasado, sobre todo por la falta de entendimiento  entre  sus delanteros Gonzalo Castillejos y Ariel Nahuelpan.  Tampoco se vieron  las individualidades de Michael Arroyo y Damián Díaz.

Los amarillos solo pudieron llegar al empate a través de un penal decretado por el árbitro Omar Ponce. A los  58 minutos, el argentino Castillejos se estrenó en el torneo con un remate cruzado.

De ahí en adelante, el partido se puso parejo y ambos clubes tuvieron la opción de romper con la paridad.  Al final fue un empate que dejó satisfecho a los dos clubes, que siguen en búsqueda de su equipo ideal para este 2013.
En la segunda fecha, Barcelona recibirá al Manta en el estadio Monumental. Mientras, el  Quevedo visitará al  Deportivo Quito, en el estadio Olímpico Atahualpa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)