30 de January de 2014 12:25

Brasil 2014: El Mundial de la bufanda y las bermudas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El protector solar, gafas de sol y bermudas, en contraste con los guantes, abrigos y bufandas serán todos obligatorios en el equipaje del aficionado que viaje al Mundial de Fútbol Brasil 2014, en pleno invierno del hemisferio sur pero en medio de un carrusel climático en este país continental.

En Brasil habrá madrugadas con temperaturas cercanas a cero grados centígrados en el sur hasta lluvias tropicales con 35 grados y 100% de humedad en el norte amazónico y noreste.

Un informe entregado al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y al Comité Organizador Local (COL), confeccionado con base en las variables meteorológicas de los últimos cinco años, apunta datos concretos a tener en cuenta por atletas, entrenadores y preparadores físicos.

Por ejemplo, la final del mundo, que comenzará a las 16 horas en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, podrá tener una temperatura promedio de 25 grados, si se tiene en cuenta el comportamiento de ese mismo día a esa hora en los últimos cinco años realizado por el estatal Instituto Nacional de Meteorología (Inmet).

Según el informe confeccionado por la meteoróloga Andrea Ramos, coordinadora de Desarrollo y Pesquisa del Inmet, la temperatura máxima de los últimos cinco años en el mes de julio a las 16 horas en Río de Janeiro fue de 32 grados y la mínima de 16,4.

La temperatura promedio se ubicó entre los 23 y 25 grados en la "Ciudad maravillosa". "Tal vez en la final se registren temperaturas más agradables en Río de Janeiro, porque a la hora del partido es probable que comience hacia el fin de la tarde una brisa oceánica"", dijo a Efe la meteoróloga, quien apuntó que la humedad será alta, entre el 85 y 100%.

Si el Mundial de Brasil 2014 será la 'Copa del Avión', con distancias continentales como los 3.100 kilómetros que separan por ejemplo a la sureña Porto Alegre de la nororiental Natal, también tendrá la particularidad de ser 'La Copa de todos los Climas'.

España, el campeón mundial, defenderá su trono con su concentración en Curitiba, que espera, según los registros recientes, una mínima de 9,5 grados, aunque cercano a cero en la región serrana del estadio de Paraná, sur del país, limítrofe con Argentina y Paraguay.

"La temperatura que tendrá España es más parecida a la de Europa, con máxima de 20 y mínima de 9. Habrá un mayor confort para los que entrenen en el sur del país, más frío pero con menos humedad que por ejemplo Manaos o el nordeste, donde se esperan lluvias acompañadas de altas temperaturas", apuntó la especialista.

Un encuentro en Curitiba, según los antecedentes, podría tener en horas de la noche una temperatura de 6 grados, tal como se registró en 2009 durante junio. Porto Alegre, por ejemplo, capital del estado de Río Grande do Sul que limita con Uruguay y Argentina, contabilizó mínimas de 5 grados en julio último.

El estudio no es una previsión porque, según explicó Ramos, el pronóstico se realiza con variables serias apenas cinco días antes. Sao Paulo, según la especialista, es la sede más propensa a cambios climáticos, algo que pone en alerta a los preparadores físicos.

En junio y en julio en la mayor ciudad de Sudamérica, ubicada en una meseta tropical a 670 metros de altura sobre el nivel del mar y que recibe frentes oceánicas, frías del Atlántico sur y del caliente centro amazónico, "se viven las cuatro estaciones en apenas un día"", dijo Ramos.

En Sao Paulo el Mundial se inaugurará con el partido Brasil-Croacia el 12 de junio a las 17 horas (20.00 GMT). La temperatura para ese día con base en los últimos cinco años pueden variar de los 22 grados a los 9 grados, con clima seco y soleado o con llovizna.

"El promedio esperado es en torno a los 16 y 17 grados", señaló la especialista, quien compartió su trabajo estadístico anticipadamente con Efe. En Belo Horizonte, fortín de Argentina y Chile, se espera tiempo firme, en torno a los 20 grados, lejos de las lluvias esperadas en el noreste con Fortaleza, Salvador, Recife y Natal y el calor sofocante de Manaus.

En Cuiabá, capital de Mato Grosso, en la región centro-oeste, las temperaturas están previstas entre 25 y 30 grados, con humedad promedio del 50%. Pero sin dudas el escenario más duro para todas las selecciones será la humedad, el calor y las lluvias de Manaos, capital del estado de amazonas.

Por primera vez una Copa del Mundo se jugará en este tipo de clima, propia de la jungla amazónica y que según el Inmet en los últimos cinco años, entre junio y julio, la temperatura mínima fue de 27 grados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)