2 de November de 2011 10:51

Bayer Leverkusen mantiene el ánimo: "Lo tenemos en la mano"

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Bayer Leverkusen mantiene el ánimo alto a pesar de la derrota en Valencia en la UEFA Champions League. "El equipo es suficientemente fuerte en la Liga de Campeones como para pasar el invierno. Podemos ganar todavía el grupo", dijo el gerente del Bayer, Wolfgang Holzhäuser, durante la cena del equipo en el hotel "Las Arenas" de Valencia el martes.

El octavo clasificado de la Bundesliga concedió muchas oportunidades el Valencia como para asegurar el salto a los octavos de final. Por encima de todo sobresalió el primer gol del Valencia a los 11 segundos y un error del árbitro. "Creía que estaba en la película equivocada", dijo el director deportivo, Rudi Völler.

Los espectadores no se habían sentado cuando un error del joven arquero del Leverkusen Bernd Leno propició el 1-0. Leno recibió un pase hacia atrás de Manuel Friedrich y la mandó a las botas del brasileño Jonás, que marcó en Mestalla el segundo gol más rápido de la historia de la Champions League.

"Fue un 'shock' para nosotros", reconocidó el jugador del Bayer Lars Bender. Leno se culpó a sí mismo del error. "Me quedé en blanco y el campo estaba muy arenoso. Pero no puede ser ninguna excusa", dijo el arquero. Sin embargo, nadie le reprochó nada. "Tengo la impresión de que lo va a asimilar bien", dijo el entrenador, Robin Dutt. Positivo fue cómo el equipo alemán resistió el 1-0 y tuvo el juego bajo control.

Michael Ballack mira hacia el próximo encuentro, ante el Hamburgo, tras la amarga derrota en Valencia. "Ahroa tenemos que recuperarnos bien", dijo el ex capitán, que jugó con una máscara especial debido a la rotura de un hueso de la nariz. Ballack puso, en el minuto 30, un centro a su compañero Stefan Kiessling, que se encargó de convertirlo en gol.

Tras el tanto de Roberto Soldado en el minuto 65, el Bayer se vino abajo, pero también se vio frenado por el árbitro sueco Jonas Eriksson. "El árbitro ha jugado un papel decisivo", criticó Andre Schürrle, a quien le anularon un gol por fuera de juego que suponía el 2-2. "Habría sido un disparo en la nuca para el Valencia", dijo Holzhäuser. También se enfadó el entrenador Dutt, porque desde la línea del área vio claramente que no era fuera de juego.

"En este nivel, un árbitro tiene que saberlo", dijo el entrenador. El resto fue una formalidad. Adil Rami metió el 3-1 para los locales, que se sitúan terceros con cinco puntos por detras del Bayer (seis) y del Chelsea (ocho). A pesar de la derrota, los alemanes pueden alcanzar la siguiente ronda por sus propios medios. "Lo tenemos en la mano", dijo Völler antes de los partidos ante Chelsea y Genk. Tampoco Dutt ha perdido la esperanza. "He visto muchas cosas que invitan al optimismo. Estoy convencido de que conseguiremos los puntos suficientes para alcanzar el segundo lugar

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)