18 de November de 2013 00:01

Árbitros también se juegan su cupo a Brasil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La disciplina es una norma de vida de Carlos Vera. El árbitro manabita alterna el tiempo de su trabajo particular, su preparación para ser seleccionado al Mundial y su vida familiar con mucho orden.

Él empezó a dedicar más tiempo a su preparación de árbitro desde hace cinco años, cuando fue escogido por la FIFA como uno de los potenciales réferis para dirigir en el Mundial de Brasil 2014.

Desde entonces es más riguroso en su preparación física y académica. También en su alimentación y en el aprendizaje del inglés. Se entrena de lunes a sábado en el complejo deportivo ubicado en la parroquia Picoazá, en el noroeste de Portoviejo.

De lunes a viernes, su rutina se inicia a las 06:00 y termina a las 08:00. Los sábados -cuando no pita- ensaya de 08:00 a 10:00. Él cumple una tabla de ejercicios que le entrega FIFA.

El sábado, Vera llegó a las 08:00 a Picoazá, junto a su preparador físico Stalin Vera Hidalgo y Luis Vera, otro árbitro FIFA manabita. Ambos comparten la preparación. Estiramiento de los músculos, calentamiento del cuerpo por 20 minutos, piques alrededor de la pista atlética, trote y ejercicios forman parte de la rutina. Una charla técnica con Stalin y culminan las dos horas de entrenamiento.

"Es un hombre metódico. Él sabe que es como un futbolista más cuando ingresa a una cancha: corre un promedio de 10 km. por partido. Por eso debe estar en forma" explica Stalin.

Vera luce bastante serio durante su preparación y en los partidos. Pero esa 'pose' desaparece cuando se le pregunta: ¿Y cómo anda su portuguesinio? Entonces, sonríe y responde que entre el portugués y el español solo hay ciertas palabras complicadas. "Dirigí en Brasil y no tuve líos. Tengo más cautela con el inglés. Para ello cuento con la ayuda de Christian Lescano".

Lescano enseña inglés y forma parte de la tripleta ecuatoriana que -junto a Vera y Byron Romero- pitan en partidos internacionales. Los tres están preseleccionados para dirigir en Brasil. La elección definitiva se realizará entre diciembre y enero del 2014.

Luis Vera elogia a Carlos. "Su experiencia en esta difícil profesión es esencial. Nunca está demás unos consejos" refiere Luis.

Carlos Vera reside en Portoviejo, pero extraña Junín, cantón manabita donde están su madre y sus amigos. En ocasiones -revela- le han propuesto cambiarse de residencia a Quito o Guayaquil. "Me lo decían por el tema de preparación. Sin embargo, con la disciplina no importa el sitio donde esté. Desplazarme a los diferentes estadios tampoco me incomoda".

Romero se prepara con intensidad hace dos años
Todos los días, a las 05:00, Byron Romero sale de su casa ubicada en el barrio Guayacanes (norte de Guayaquil) para llegar a tiempo a las canchas de Fedenador y cumplir con su rutina de dos horas de entrenamiento. En su mente solo existe un objetivo: formar parte de la terna arbitral de Brasil 2014.

El árbitro, nacido en Bucay también cumple un trabajo parecido a las estrellas de fútbol que se preparan para el Mundial. Concentraciones, viajes, pruebas físicas, médicas y académicas... forman parte de su preparación desde hace dos años, cuando fue preseleccionado por la FIFA.

En la cancha principal de Fedenardor, ensaya junto a sus compañeros Ronny Zambrano y Diego Lara, árbitros del Guayas. El trabajo físico consiste en dos horas de trote bajo la supervisión del preparador Ronaldo Díaz.

Cuando termina la preparación, Romero regresa a su casa, se baña y se alista para ir al colegio Antonio José de Sucre. Ahí da clases de cultura física.

Desde 1998, cuando incursionó en el arbitraje por el aliento de su hermano y también juez Franklin Romero, se ha sometido a pruebas.

En el proceso previo al Mundial 2014, ha rendido exámenes en Zúrich (Suiza) y Asunción (Paraguay). En enero de este año, asistió a seminarios de la FIFA en Argentina. "Siempre somos evaluados. Esto de ser árbitro implica una preparación constante. No es fácil pero con disciplina y honradez se llega", asegura Romero de 33 años.

Su mayor satisfacción en su carrera fue pitar el Mundial de Clubes del año pasado, en Japón. Junto a Vera y Lescano, dirigieron el partido Chelsea-Monterrey.

"Nos sacaron una foto para la portada de la revista de las reglas del fútbol de FIFA. Fue algo increíble", cuenta con emoción el réferi quien desde hace cinco años se encuentra dentro del escalafón del máximo organismo del fútbol.

También participó en el último Mundial Sub 20, en Turquía. Ahí, estuvo en dos encuentros.

Romero espera con ansiedad la decisión final de la FIFA. Por esto, se dedica a su trabajo, canta y toca la guitarra, sus 'hobbies' favoritos.

En estos días trabaja mucho en la parte técnica con Jorge Ponce y Félix Badaracco. Pero, sobre todo, conversa con Vera, con quien comparte la ilusión de llegar a Brasil Eso sí, reconoce que la clasificación de la Selección nacional, "es un punto adicional para ser tomado en cuenta". Él no teme al reto. Asegura que su experiencia es clave. "Jugadores polémicos hay en Europa en Asia, en todo el mundo. Pero el sudamericano es más impulsivo, tiene sangre latina. Con ellos hay que estar siempre atentos", asegura convencido.

Un estudioso del inglés quiere ir al Mundial 2014
El portugués no es un requisito para ser tomado en cuenta para el Mundial. Pero Lescano busca un instructor para aprender esa lengua. "El idioma oficial de la FIFA es el inglés, pero el portugués se convertirá en una necesidad".

Una de las ventajas del ambateño es su conocimiento del inglés. En esta especialidad se graduó en el 2000 en la Universidad Técnica de Ambato (UTA).

Él dedica tiempo al inglés y también a su preparación para ser tomado en cuenta por la FIFA.

A las 07:00, empieza su preparación física, táctica y académica que le impuso la FIFA y la Conmebol. Lo hace en la pista sintética de la Federación Deportiva de Tungurahua, el gimnasio y las canchas de tierra de los colegios Bolívar y Guayaquil.

La información del ritmo cardíaco, la marca que toma dar una vuelta en la pista y otros datos los controla a través de un reloj digital. Estos datos son transmitidos vía correo electrónico a la Conmebol.

Un convenio con la Asociación de Árbitros Profesionales de Tungurahua y la Federación Estudiantil le permiten practicar con sus compañeros en los partidos colegiales. Ahí, perfecciona la ubicación en el terreno de juego para levantar la banderola en los fuera de juego, tiros de esquina...

Patricio Toaza, árbitro tungurahuense, explica que los jóvenes le ayudan a elaborar jugadas para señalar los fuera de juego. "Se simula distintas salidas del balón. Christian debe estar bien ubicado para ayudar al juez central y sancionar. Sería el primer ambateño en un Mundial", dice Toaza.

Su preparación empezó en el Mundial Sub 17 en México, en el 2011. Los jueces Omar Ponce y Carlos Herrera lo acompañaron en el torneo, donde debutó con la escarapela FIFA.

Su esposa Ángela Pico recuerda que esa año Christian y sus amigos, Vera y Romero, aprobaron el curso (en Paraguay) de preselección de árbitros para Brasil.

El estar dentro de esta nómina les ayudó a ser considerados para la Sudamericana, Libertadores de América y el Mundial de Clubes en Japón 2012. En las semifinales al Club Monterrey, de México y el Chelsea, de Inglaterra. Walter Ayoví les regaló su camiseta de ese partido, comenta Pico.

Carlos vera
Tiene 38 años.  Se graduó como árbitro en 1998 en Tungurahua.

En el 2003  ascendió al escalafón FIFA. Es empleado público en Portoviejo. Tiene cinco hijos.

byron romero
Comenzó  su carrera en 1998 en cuarta categoría en divisiones menores.

A los 25 años  dirigió en Primera B. A los 27 años llegó a la A y, a los 28, fue seleccionado para estar en el escalafón FIFA.

Christian Lescano
El ambateño  se prepara desde hace dos años para ser tomado en cuenta para el Mundial de Brasil del próximo año.

Se desempeña  como asistente de línea en los partidos de fútbol.

52 árbitros preseleccionados para Brasil
Los ecuatorianos  Carlos Vera, Christian Lescano y Byron Romero forman parte de la lista de 52 árbitros preseleccionados para el Mundial de Brasil 2014.

Hace tres semanas,  los colegiados ecuatorianos rindieron una prueba de la FIFA.

Este examen  consistió en un 'video test' sobre los casos en los que se debían sacar tarjetas durante un partido y, además, sobre las reglas del fútbol.

La FIFA  aún no ha informado sobre la fecha exacta de selección de los jueces para Brasil.

En 'off side'
Lescano  prefiere los batidos con leche descremada, panela, malta y machica (cebada molida).

Además,  evita ingerir grasas, carnes rojas y frituras. Hace  ocho meses, Lescano y su esposa abrieron un restaurante de comida rápida al sur de Ambato.

En cancha
Byron  Romero nació en Bucay. Él se prepara todos los días en la cancha principal de Fedenador, en Guayaquil.

El árbitro  ecuatoriano canta y toca la guitarra como parte de sus pasatiempos cuando no está en el campo de juego o en el entrenamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)