15 de December de 2010 00:00

Al ‘Mago’ le llegó la hora de decir adiós

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción

Franklin Salas cree que su ciclo en Liga terminó. El delantero, que llegó a las divisiones formativas de la ‘U’ hace 17 años, busca nuevos horizontes en otro equipo, después de que el técnico Edgardo Bauza lo ha relegado a un papel discreto en el nuevo campeón.

El título del domingo tuvo un sabor especial para Salas, quien no vivió la celebración en el Capwell como jugador sino más bien como hincha. Viajó a Guayaquil aunque sabía que no estaría en la banca de suplentes, como ha sido habitual desde que se recuperó de su lesión de abril. Dio la vuelta olímpica como invitado.



La dirigencia de Liga, en compensación por su carrera en el club, ha propuesto darle su carta pase para que pueda negociarla con cualquier equipo del exterior. Sin embargo, según Salas, los dirigentes han puesto trabas para su vinculación a un equipo de Ecuador.

“Me daría mucha pena irme de Liga, pero creo que llegó la hora”, confiesa el delantero, quien admite que la ‘U’ le ha dado todo. Sin Liga, por ejemplo, no gozaría de la idolatría que otros jugadores jamás han sentido por parte de la hinchada alba.

Salas labró la leyenda del ‘Mago’ desde la campaña del ascenso, en el 2001, aunque antes ya había deslumbrado al DT Manuel Pellegrini, quien lo hizo debutar en el equipo profesional en un amistoso frente al Deportivo Cali, cuando tenía 19 años. “Recuerdo muy bien ese día, cuando supe que iba a jugar, fui corriendo a contarle a todo mi barrio la buena noticia”.

Pero si su debut en aquel amistoso fue auspicioso, el primer cotejo oficial fue mucho más. Ese 12 de febrero del 2000, marcó el primero de sus goles frente a El Nacional.

Salas se ganó el apodo de ‘Mago’ porque, en espacios cortos, y cuanto estaba acosado por tres marcadores, sacaba una jugada inesperada y dejaba parados a los zagueros, hechizados por su cambio de ritmo . Salas era encarador, dominaba el amague, hacía buenos pases y también solía terminar bien las jugadas colectivas.

Por eso, otro DT histórico de Liga, Jorge Fossati, campeón en el 2003, dijo: “No enamorarse de Salas es imposible”. “¡Olé, olé, Salas, Salas..!” era el grito que salía de las tribunas en ese año.

El éxito en los primeros años en Liga le permitió al ‘Mago’ sobrevivir a escándalos como el del 2004, cuando fue acusado de violación aunque luego la justicia determinó su inocencia.

“Mi nombre siempre quedó manchado, la prensa dio como un hecho todo y nunca tuve derecho a defenderme”, dijo.

También logró mantener el cariño de sus fanáticos pese a las constantes lesiones que, desde el 2004, lo han sacado de cotejos importantes y torneos imperdibles, como el Mundial 2006 y el Mundial de Clubes en el 2008”.

Pese a todo, ‘Salitas’ fue un mimado, pues es uno de los pocos jugadores que salieron de la cantera de la ‘U’ y se quedaron en el equipo para triunfar. Cuando Liga descendió en el 2000 y muchos de sus valores se fueron, Salas se quedó.

Desde entonces, el ‘Mago’ ganó cinco títulos nacionales y cuatro internacionales con los universitarios, incluyendo la Libertadores y la Sudamericana.

Pero el paso por Liga no solo fue provechoso en lo deportivo, sino también en lo material. Franklin Salas pudo adquirir desde zapatos de fútbol (más de 150 pares) hasta propiedades y vehículos. Invirtió en algunos negocios y siguió la carrera de Relaciones Públicas en la UTE.

Una vez consolidado se casó en el 2006 con Verónica Cando, después de ser enamorados durante siete años. Con ella tiene dos hijos, Joshua el mayor, de nueve, y la pequeña Keysha, que nació hace un año.

En los próximos días, Franklin Salas quiere resolver su futuro. Afirma que de no recibir ninguna propuesta en el balompié internacional, intentará persuadir a los directivos de Liga para que lo dejen actuar en un club de nuestro país. De no lograrlo el futbolista, estaría dispuesto a quedarse en Liga peleando un puesto, pese a que su relación con Edgardo Bauza no es de las mejores y está desgastada.

Este Diario pudo conocer que Salas tiene opciones de jugar en equipos de Chile, Colombia y Estados Unidos, negociaciones a cargo de la dirigencia azucena.

El único equipo con el que Franklin Salas ha conversado en el ámbito local es con El Nacional, sin embargo la dificultad de que llegara a un acuerdo, radica en que los dirigentes de Liga no cederían la carta pase para ningún equipo local.

Salas busca ganar lo mismo o un poco más de lo que gana ahora en Liga. Aunque su sueño, el de verdad, es retirarse en Liga y volver a escuchar el “¡Olé, olé, Salas, Salas..!” de sus fanáticos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)