21 de February de 2012 22:28

Al contundente Arsenal le bastó un tiempo para golear a un débil Zamora

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El argentino Arsenal derrotó al venezolano Zamora por un contundente 3-0 (3-0), en un intenso partido por la segunda fecha del Grupo 4 de la Copa Libertadores de América, jugado la noche del martes en Sarandí (periferia sur bonaerense) .

Con este resultado, Arsenal quedó como líder temporario del Grupo 4, con 3 puntos y mejor diferencia de gol (+2) que el brasileño Fluminense (+1), mientras que Zamora y el argentino Boca Juniors suman un punto.

Apenas se había cumplido un minuto de juego cuando el mediocampista Jorge Ortiz remató desde fuera del área, su disparo se desvió en el zaguero Jaime Bustamante y descolocó al portero Forero, en una acción desafortunada para el equipo venezolano, que rápidamente quedaba en desventaja.

Más allá de lo fortuito de la acción que le sirvió para adelantarse en el resultado, Arsenal dominó el juego desde el comienzo, a partir de un fútbol más sólido en sus líneas, con un muy buen desempeño del colombiano Carlos Carbonero, con mucho despliegue por el sector derecho.

Justamente, el mediocampista 'cafetero' fue el autor del segundo tanto local, en una jugada preparada en un tiro de esquina, ya que tras el cabezazo de Lisandro López, Carbonero apareció sin marcas por el segundo poste para empujar la pelota a la red, sin darle la más mínima posibilidad a Forero.

Contundente, Arsenal tomaba distancias antes de los 20 minutos y controlaba con solvencia el desarrollo ante un adversario que sintió el impacto de la prematura desventaja y se quedó sin reacción favorable.

Antes del final de la primera mitad, el conjunto de Sarandí le asestó a Zamora el golpe de gracia con otra gran acción de Carbonero, que recuperó el balón en el centro de la cancha, emprendió una corrida en diagonal y antes de ingresar al área asistió con un toque de zurda a Luciano Leguizamón, que definió con un remate cruzado.

Aun cuando restaba todo un tiempo por delante, el partido ya tenía dueño, y poco pudo hacer el elenco venezolano para tratar de cambiar la historia.

Para la segunda parte, Arsenal ingresó más relajado, le permitió a Zamora salir de su terreno y le cedió el control de la pelota, pero el conjunto llanero no tuvo profundidad, y a pesar de los cambios introducidos por el entrenador Oscar Gil, no generó acciones para descontar, más allá de algún remate desviado de larga distancia.

Conforme con la diferencia alcanzada, Arsenal se replegó y administró la ventaja, en el papel que más cómodo le sienta al equipo de Sarandí, que incluso contó con alguna ocasión más para aumentar, como un disparo de Carbonero que salió a escasos centímetros del poste derecho.

Necesitado de ganar tras un comienzo de temporada sin festejos, Arsenal se dio el gusto de celebrar su primera victoria a expensas de un adversario que no pudo igualar la resistencia plantada ante Boca y se vio desbordado de inmediato, con sus errores expuestos en una caída sin miramientos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)