30 de June de 2012 00:02

40 días permanecieron con prisión preventiva los 14 hinchas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La espera duró más de nueve horas. Aproximadamente a las 18:00 de ayer fue liberado Ronald M., uno de los 14 hinchas detenidos desde hace 40 días dentro de la investigación por la agresión al policía Jefferson B. el pasado 19 de mayo.

El joven de 21 años fue recibido entre llantos y abrazos de sus familiares, quienes aguardaban en la puerta de ingreso de la Penitenciaría del Litoral, en el noroeste de Guayaquil, desde las 10:00.

Un bus pintado de amarillo esperaba desde las 13:00 para trasladar a los 14 hinchas hasta sus respectivos hogares.

La tensión y la euforia se mezclaron en los exteriores de la prisión desde las 11:00, cuando los familiares de los hinchas empezaron lentamente a llegar para aguardar la salida de los jóvenes.

Poco antes, a las 08:10, el juez primero de Garantías Penales de la Corte del Guayas, Enrique Rodríguez había concedido medidas sustitutivas para los hinchas.

La audiencia resultó breve. Los dos abogados de los detenidos ya habían coordinado su estrategia, solicitar las medidas cautelares antes que recurrir a la caución. "Son gente pobre, de dónde iban a pagar la fianza", dijo Camilo Chávez, defensor público de tres de los jóvenes. Con él coincidió el abogado Héctor Vanegas, defensor de los 11 restantes.

El juez Rodríguez preguntó entonces al fiscal que lleva el proceso, Kléber Beltrán, si tenía algún reparo a que se les otorgaran las medidas sustitutivas de la prisión a los acusados. Cuando este dijo que no, la tensión retenida de los familiares se transformó en gritos de felicidad y felicitaciones.

El padre del joven Raúl M., de 20 años, se abrazó con los suyos mientras secaba sus lágrimas. "Hoy rezamos más que nunca por mi muchacho. Ha sido una horrible pesadilla que está terminando", manifestó. El progenitor de Raúl dijo que gastó alrededor de USD 2 000 durante el tiempo que su hijo estuvo detenido.

Los gritos y los cánticos de los familiares y amigos de los jóvenes dejaron los estrechos corredores de la Corte y se trasladaron a la calle 9 de Octubre. Allí se encontraron con un dirigente de fútbol, quien el día previo había ofrecido acompañarlos en la audiencia.

El juez Rodríguez dispuso que los jóvenes se presentaran los lunes, una vez por mes a su despacho mientras sigue el proceso. Les prohibió además la salida del país. Vanegas anunció que, pese a la libertad de lo jóvenes, interpondrá el lunes una demanda contra el Estado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)