7 de November de 2011 00:02

10 visiones para un cotejo memorable

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Testimonios Una decena de personalidades recuerda qué estaban haciendo el día que Jaime Iván Kaviedes marcó el gol que llevó a Ecuador al Mundial de Corea y Japón 2002. Unos vieron el partido completo, otros no; unos son fanáticos del fútbol y otros no tanto. Pero todos guardan el recuerdo del cotejo que marcó para siempre al balompié ecuatoriano.

Andrés Gómez, ex tenista: ‘Si iba al estadio le podía cortar la buena racha’. Vi el partido con un grupo de amigos en la casa de uno de ellos, en Guayaquil. Fue una emoción grande, porque crecimos con una Selección que nunca había clasificado a un Mundial. No fui al estadio, porque no había ido a ningún partido  y a Ecuador le había ido bien, entonces pensé que si iba le podía cortar la racha. Cuando ganamos, en seguida nos preguntamos cuándo será el sorteo.

Polo Carrera, ex seleccionado: ‘Celebramos con los uruguayos en mi casa’. Estábamos en la tribuna del  Atahualpa con unos amigos ecuatorianos y uruguayos. Yo tenía  la esperanza de que Ecuador clasificara. Recuerdo que cuando Kaviedes hizo el gol todos saltamos, menos los uruguayos, pero  aún así ellos   fueron a mi casa para celebrar con un asado. ¡Hasta hablamos con Alberto Spencer!, que se encontraba en Montevideo.  Él estaba muy contento.

Gustavo Noboa,  ex presidente: ‘Con Heinz Moeller felicité a los jugadores’. Por principios nunca voy a los estadios, menos aun cuando era presidente de la República. El día de la  clasificación   estuve en mi despacho como todos los días. Tengo intactos los recuerdos del momento en que, junto a mi canciller, el doctor Heinz Moeller, fuimos al lugar donde se encontraban los jugadores después del partido. Les expresamos nuestras felicitaciones y las de todo el pueblo.

Diego Arcos, periodista: ‘Lloré como un bebé ese día, se me cortó la voz’. Estaba transmitiendo en la cabina del  Atahualpa y allí  también estaba un medio colombiano haciendo un reportaje del ‘Bolillo’. Lloré como un bebé ese día. Se acabó el partido y mientras transmitía empecé a recordar a los futbolistas que murieron y no pudieron ver la clasificación, como  Pepe Murillo y el Chicken Palacios, y se me cortó la voz, no pude seguir.Ese día mi papá cumplía años.

Alfredo Campo, comediante: ‘Yo pensaba que no íbamos a clasificar’. Vi  el partido en Cuenca, en la casa de unos primos, yo estaba un poco escéptico, porque   pensaba que no íbamos a ir al Mundial. Cuando Kaviedes  metió el gol abracé a mis  primos,  y ya no seguí viendo el partido. Me fui a verle a mi hijo  con mi perro y  había una caravana, que no se movía, entonces empecé a bromearle a la gente  preguntándole que por qué tanto festejo. Me querían golpear, ja  ja.

Leonor Bravo, escritora: ‘Cuando uno quiere, puede lograrlo todo’. De lo que recuerdo, vi el partido en mi casa con mi familia (mamá, sobrinos, hijo y hermano). No sigo mucho el fútbol, pero los mundiales sí me interesan. Entonces sabía que ese juego era muy importante. Los niños utilizaron gorros y camisetas y en el barrio se oían pitos y gritos. Mi mamá fue la más emocionada. La clasificación demostró que cuando uno quiere puede lograr cualquier cosa.

Israel Brito, cantante y músico:  ‘Nunca grito gol, pero no pude dejar de sonreír’. En esa época, estaba en  plena pre producción de mi primer disco. Recuerdo que  estaba en mi casa,  componiendo con una oreja y con la otra  pendiente del partido, y eso que no soy pelotero. De repente escuché que gritaron gol, corrí para el televisor y pude ver el reprisse. Yo nunca grito gol, entonces me senté, me cogí las manos y no pude dejar de sonreír.    Me emocioné hasta los huesos.

Rolando Saquipay, atleta: ‘Me entrené temprano para ver el partido’. ¡Increíble!  Han pasado 10 años desde aquella histórica clasificación al Mundial de Fútbol. Viví una gran emoción junto a mis amigos. Siempre estuve pendiente de los partidos de la Selección Nacional y más ese día que era un juego decisivo. Me entrené temprano para ver el cotejo con Uruguay. Lo que más  recuerdo es que ese día hubo celebraciones en todas las ciudades del país.

Guillermo Corral,  fotógrafo: ‘Fue  el gol con el que Ecuador  clasificó’. Ese día, en el estadio, me ubiqué detrás del arco de Uruguay porque tenía el presentimiento de  que Ecuador  iba a clasificar al Mundial.   Vi que Aguinaga  tomó  el balón y  pensé que iba a mandar el centro   por lo que  enfoqué   al  área y    tuve la suerte de tomar  la foto  en el momento que     Kaviedes   anota.   Esa  foto a la larga  fue histórica  y acabó en la portada de EL COMERCIO del día siguiente.

Richard Buitrón,   utilero de la Tri: ‘Estaba en el camerino cuando escuche el gol’.  Estaba en  el camerino,   recogiendo los zapatos de fútbol y guardando la utilería, cuando escuché que  la gente gritaba el gol de Ecuador. Cerré el camerino y fui  rápidamente   a la cancha. Allí pude ver   que los jugadores se abrazaban    cerca de la banca   después del gol de Jaime Iván Kaviedes. Fue una enorme emoción porque ese gol nos daba, en ese momento, la clasificación al Mundial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)