10 de julio de 2017 18:03

Justicia brasileña cierra estadio en Río de Janeiro tras muerte de un hincha 

Los jugadores de Flamengo y los jueces del partido buscan refugio en los vestidores por los gases lacrimógenos que lanzó la policía contra los aficionados de Vasco da Gama el sábado 8 de julio de 2017,  en el estadio de São Januário en Río de Janeiro (Bra

Los jugadores de Flamengo y los jueces del partido buscan refugio en los vestidores por los gases lacrimógenos que lanzó la policía contra los aficionados de Vasco da Gama el sábado 8 de julio de 2017, en el estadio de São Januário en Río de Janeiro (Brasil). Foto: Antonio Lacerda/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El Tribunal Superior de Justicia Deportiva de Fútbol de Brasil (STJD) cerró hoy temporalmente el estadio del club Vasco da Gama en Río de Janeiro tras la muerte de un hincha en unos disturbios ocurridos el fin de semana.

"En la denuncia de la fiscalía con el pedido de la medida se destacaron las escenas de barbarie protagonizadas por la hinchada de Vasco", señaló el tribunal al aceptar la suspensión de la arena Sao Januário, solicitada hoy mismo por el Ministerio Público de Río. "La pelea involucró a decenas de fanáticos vascaínos y fue de tal agresividad que el equipo de la Policía Militar tuvo dificultades para contenerlos", detalló el STJD.

La corte vinculó el levantamiento de la sanción a una visita y un peritaje de las condiciones de seguridad del estadio por parte de la Confederación Brasileña de Fútbol. Los incidentes ocurridos en la noche del sábado durante el partido entre Vasco da Gama y Flamengo, dos de los cuatro grandes clubes cariocas, empañaron la duodécima fecha del campeonato brasileño, el 'Brasileirao'.

La víctima, un electricista de 26 años, murió tras recibir un disparo en el pecho en un enfrentamiento callejero con la Policía. Otras dos personas resultaron heridas de bala en las piernas. Las cámaras de televisión captaron también violentos peleas dentro del mismo estadio durante el partido, que es uno de los clásicos de la ciudad. Los jugadores del Flamengo tuvieron que salir escoltados de la cancha en medio de una lluvia de objetos contundentes, mientras la Policía empleaba bombas lacrimógenas para intentar despejar las tribunas. "El lanzamiento de sillas, alicates, bombas (de humo) y otros objetos impidió la salida del equipo del Flamengo, de los árbitros y de los profesionales de la prensa", criticó el tribunal deportivo.

"Las imágenes mostraron incluso las agresiones a dos policías mujeres por parte de seis hinchas". El estadio Sao Januário, ubicado en la empobrecida zona norte de Río, está desde hace días en el ojo del huracán por problemas de violencia. En la arena hubo incidentes ya en cinco partidos de la actual edición del Brasileirao, recogió hoy el portal 'Globo', que publicó videos de peleas y operativos policiales dentro del estadio. 'Globo' atribuyó los incidentes en parte a conflictos internos en el club, debido a la proximidad de los comicios para elegir a un nuevo presidente en el club, previstos para noviembre. Varios grupos le disputan el liderazgo a la actual directiva, señaló la web.

Algunos miembros del club "creen que muchas protestas son financiadas por los opositores", agregó. La fiscalía de Río impulsó ya en febrero una iniciativa para que los cuatro grandes del fútbol carioca (Flamengo, Botafogo, Vasco da Gama y Fluminense) garanticen mejor la seguridad debido a los problemas de violencia durante los partidos. Los incidentes del Vasco-Flamengo no fueron los únicos ocurridos el fin de semana en Río. Una pelea entre hinchas durante el Botafogo-Atlético Mineiro jugado el domingo en las afueras del estadio Engenhao, el segundo de la metrópoli carioca, dejó al menos 13 detenidos. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)