23 de noviembre de 2016 15:52

Cristhian Noboa anotó un golazo en la victoria del FC Rostov en la Champions 

Cristhian Noboa, centrocampista ecuatoriano del FC Rostov celebra después de anotar el tercer gol de su equipo de tiro libre ante el FC Bayern Munich, durante el partido de la fase de grupos de la UEFA Champions League jugado en el estadio Olimp 2. AFP

Cristhian Noboa, centrocampista ecuatoriano del FC Rostov celebra después de anotar el tercer gol de su equipo de tiro libre ante el FC Bayern Munich, durante el partido de la fase de grupos de la UEFA Champions League jugado en el estadio Olimp 2. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 37
Redacción Elcomercio.com
y Agencias

El mediocampista Cristhian Noboa fue la figura excluyente de su equipo el FC Rostov de Rusia en la sonada victoria ante el Bayern Munich (3-2), válido por el grupo D de la UEFA Champions League.

El conjunto ruso fue el protagonista de la mayor sorpresa de la presente edición de la Champions League al derrotar al múltiple campeón de la Bundesliga que estuvo matizado por la baja temperatura registrada el miércoles 23 de junio de 2016 en el estadio Olimp-2 de Rostov, 5 grados bajo cero y con viento gélido. 

El Rostov dio la vuelta a un partido que empezó perdiendo ante los dirigidos por Carlo Ancelotti que desde la salida de Josep Guardiola experimentó una crisis de identidad. Dependiendo de los resultados esta derrota del Bayern Munich le significa un posible e incómodo enfrentamiento en los octavos de final en caso de que el líder del grupo D, el Atlético de Madrid empate o gane ante el PSV Eindhoven.

Pese a que hubo dominio del balón de parte de los bávaros, que ya están clasificados a los octavos de final, pareció que sucumbieron ante el frío invernal ruso y Ancelotti dejó todo en manos de su Neuer, Robben y Javi Martínez, mientras comenzaron el partido en el banquillo Hummels, Alonso, Muller y Kimmich, lo que acabó por costarle muy caro.

Sin embargo, fue el FC Rostov el primero que avisó con una clara opción de gol que comenzó con un pase en profundidad del central español César Navas que tomó desprevenido a Boateng en defensa.
Yerojin aprovechó la salida en falso de Ulreich para adelantarse y rematar de cabeza al borde del área grande, pero Bernat acertó a despejar justo antes de que el balón cruzara la línea de gol.

Mientras tanto, Bayern Munich tuvo una ocasión con una jugada con balón detenido a los veinte minutos, cuando Badstuber remató un córner, cabezazo que fue despejado sin dificultad por el portero ruso.

A partir de entonces el Bayern se apoderó del balón y, aunque Azmún, protagonizó un peligroso contraataque a la media hora, se adelantó en el marcador.

Al minuto 35 se produjo una buena incursión de Sanches por la izquierda, acabó con un pase de la muerte que fue mal despejado por Navas, lo que fue aprovechado por el brasileño Costa que marcar con la izquierda.

Los rusos parecieron bajar los brazos, pero al 44 un fallo garrafal de la defensa bávara antes de irse a los vestuarios permitió al iraní Azmún encarar a Boateng, hacerle un recorte magistral y batir a Ulreich con un disparo ajustado al poste izquierdo. 

Para el segundo tiempo, la defensa visitante volvió a hacer agujeros y a poner en evidencia los problemas del Bayern de Ancelotti, que ya cayó la pasada semana en Dortmund en el partido de máxima rivalidad de la liga alemana.

Cuando transcurría el minuto 49 Boateng, que tuvo un partido para olvidar, derribó a los cinco minutos dentro del área al ecuatoriano Noboa, penalti claro que fue transformado por Poloz. Por suerte para Ancelotti, el francés Ribery, hasta entonces desaparecido en combate, despertó y tres minutos después dio un magnífico pase interior a Bernat, que se sacó de la chistera un obús a la escuadra derecha.

Los rusos, que recibieron cinco goles en Múnich, no acusaron el golpe y siguieron atacando, mientras los delanteros del Bayern, en particular Lewandowski, no recibían apenas balones.

Pero al 67, el ecuatoriano Cristhian Noboa, el jugador más inteligente sobre el terreno de juego, aprovechó un lanzamiento de falta directa al borde del área para batir a Ulreich, que reaccionó tarde.

Ante la inoperancia de Lewandowski, Ancelotti apostó por Müller, pero éste apenas tuvo la oportunidad de inquietar a Dzhanáev con un cabezazo desviado.

Thiago tuvo en sus botas el empate con un buen disparo con la izquierda desde el borde del área en el minuto 90, pero el guardameta local respondió con una estupenda parada.

Con esta victoria el Rostov ahonda la herida del Bayern y, de paso, mantiene sus opciones de clasificación para la Europa League para lo que tendrá que arrancar algún punto dentro de dos semanas en el estadio del PSV.

Ficha técnica
3 - Rostov: Dzhanáev; Kudriashov, Navas, Granat, Mevlia, Kalachov (Terentiev, 87'); Gatskan, Yerojin, Noboa; Azmun (Grigoriev, 82') y Poloz (Ezatolahi, 90+3').

2 - Bayern Múnich: Ulreich; Rafinha, Boateng (Hummels, 58'), Badstuber, Bernat; Lahm, Thiago, Renato Sanches (Muller, 73'), Costa; Lewandowski y Ribery.

Goles: 0-1(36': Costa); 1-1 (44': Azmun); 2-1 (49': Poloz [penalti]); 2-2 (52': Bernat); 3-2 (67': Noboa).

Árbitro: Artur Dias (POR). Amonestó a Granat, Gatskan y Boateng.

Estadio: partido correspondiente al grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio Olimp-2 de Rostov ante 15 000 espectadores (lleno).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)