31 de enero de 2017 00:00

USD 1,7 millones es el costo del torneo 'Juventud de América' 

Hugo Macías y el área de utilería de Ecuador movieron 25 balones y tres maletas a los entrenamientos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Hugo Macías y el área de utilería de Ecuador movieron 25 balones y tres maletas a los entrenamientos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Mauricio Bayas
Redactor (D)

La organización del torneo Sudamericano Sub 20 Juventud de América, que se juega en el país, se financia con dos ingresos. El 80% lo asigna la Conmebol y el 20% la anfitriona Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). El presupuesto aproximado es de USD 1,7 millones. Ese valor fue aprobado por la Comisión Técnica de la Conmebol, el año pasado. La FEF, en cambio, financia cerca de USD 300 000.

"Hemos tratado de darles todas las facilidades a las delegaciones. Han estado en hoteles y en hosterías de lujo desde el inicio del torneo. Gestionamos auspicios para que el egreso económico sea mínimo", explicó Carlos Villacís, presidente de la FEF.

Una parte de las recaudaciones de los partidos jugados en Ibarra, Riobamba y Ambato, en la primera fase del campeonato, sirven para financiar los gastos de programación y otros rubros como tizado de la cancha, arriendo de estadios, alquiler de sonido...

¿Cómo se gastan los recursos? Según el reglamento del torneo Sudamericano, el Comité Organizador Local (COL) asume los gastos de 31 personas de cada delegación.

El COL está integrado por directivos de las Ecuafútbol y por delegados de la Conmebol.

Cada delegación recibe dinero para la logística. Los gastos comenzaron a correr a partir del 16 de enero pasado. Selecciones como Brasil llegaron con anticipación a Ecuador, pero el financiamiento de su estadía, por parte de la organización, rige dos días antes del comienzo del torneo. Por normativa contable de la FIFA, todos los gastos de las selecciones deben contar con una justificación debida, con la factura correspondiente.

Así lo hizo, por ejemplo, la Selección de Paraguay. Pedro Sarabia, el entrenador, justificó que prefirieron Ambato como sitio de concentración por la facilidad de encontrar canchas para los entrenamientos.

En cada programación que se jugó en Riobamba fue necesario contratar movilización para los 23 seleccionados, el cuerpo técnico y otro camión adicional para movilizar la utilería.

Las delegaciones de Paraguay, Chile, Perú y Bolivia ya se regresaron después de su eliminación en la primera fase. Ahora, el COL financia la estadía y alimentación de las seis selecciones que están en el hexagonal final.

La FEF buscó convenios con los hoteles y hosterías para aliviar los gastos. Incluso, se negoció con los auspiciantes para evitar egresos económicos del torneo, que finalizará el 11 de febrero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)