26 de marzo de 2015 00:00

Javier Rodríguez es el gestor de dos clasificaciones mundialistas Sub 17

Javier Rodríguez entrenador de la Selección Sub 17 de Ecuador. EL COMERCIO

Javier Rodríguez entrenador de la Selección Sub 17 de Ecuador. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Fabián Alarcón
Quito

Javier Rodríguez es de los entrenadores que toma la pelota y les enseña a sus dirigidos cómo dominarla, pegarle… si con el borde interno o externo. Es lúdico y asume una actitud casi paternal.

Esas virtudes son las que han permitido al guayaquileño convertirse en uno de los técnicos más exitosos en las formativas de Ecuador. Bajo su mando, la Tri Sub 17 se clasificó al Mundial, el cuarto en la historia del país en esa categoría.

Rodríguez, de 54 años, llegó por segunda vez a esta cita mundialista. La primera fue en México 2011, dos méritos que resaltan en su hoja de vida dedicada a la formación y proyección de talentos.

Empezó hace 20 años (1995) en las menores del Emelec, club del que es hincha. Con los equipos infantiles y prejuveniles participó en los interbarriales organizados por diario El Universo, en Guayaquil, en donde se dio a conocer por los éxitos que obtuvo al frente de los infantes eléctricos.

Denis Dau, director de este torneo, lo conoció hace 15 años. A él le llamó la atención el toque de balón que exhibían sus equipos y “lo bien trabajados que estaban técnicamente los chicos”. Finalmente, esas mismas cualidades le abrieron las puertas de la Ecuafútbol.

Antes, el directivo le ofreció dirigir a una selección armada con los infantes de la Sub 13 para competir en dos torneos amistosos en Estados Unidos. Allí ganó de forma invicta. Rodríguez empezó a proyectar así su carrera y a obtener ingresos económicos, ya que en el cuadro azul trabajaba por amor al fútbol, pues no tenía un salario. Su último logro fue el título nacional con la Sub 20 azul.

“Desde sus inicios le gustó planificar las estrategias partido a partido y de acuerdo al rival. La Federación debería mantenerlo para las selecciones menores, porque es exitoso”, indicó Dau. Esa acuciosidad es la que ha demostrado en el Sudamericano con un equipo ordenado y con individualidades desequilibrantes.
Rodríguez, quien en su casa posee una biblioteca con un centenar de libros sobre fútbol y preparación física, empezó a trabajar para la Ecuafútbol desde el 2005, como asistente de Homero Valencia en la Sub 15. Él se encargaba de la parte táctica y era el nexo entre los jugadores y el cuerpo técnico.

"Tiene mucho criterio y buenas ideas. Por eso siempre consultaba con él las variantes", refirió Valencia, quien luego dirigió a la Sub 17 en el Sudamericano del 2007. "Es como un padre. Sabe la relación entre tira y afloja porque los juveniles son rebeldes y hay que estar preparados para guiarlos", agregó.

Esa actitud protectora es parte de su personalidad. Es cariñoso con sus cuatro hijos. Bryan Rodríguez, quien juega en el Azogues, es uno de ellos. El volante de 25 años cuenta que el poco tiempo que comparten, lo dedican a salir de compras, mirar películas o la Liga española, que es su favorita.  También, suele ir a los estadios para mirarlos, ya que su hermano Jardely (19 años) milita en Técnico Universitario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)