1 de marzo del 2016   00:00

Pichincha y Manabí, con más clubes en la Serie B del fútbol ecuatoriano

Los jugadores de Deportivo Quito empezaron los entrenamientos, con miras a afrontar el torneo de la Serie B, el 18 de enero del 2016. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Los jugadores de Deportivo Quito empezaron los entrenamientos, con miras a afrontar el torneo de la Serie B, el 18 de enero del 2016. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Álex Puruncajas

Los jugadores del Clan Juvenil se concentrarán uno o dos días antes de los partidos de la Serie B, recibirán un sueldo mensual promedio de USD 1 500 y se trasladarán a los encuentros en un bus privado.

Estas son algunas de las actividades diseñadas por sus directivos para el debut del equipo en el certamen. El club de Sangolquí obtuvo el cupo para competir en la Serie B tras coronarse campeón de la Segunda categoría, el 14 de diciembre del 2015.

Desde entonces, los dirigentes del plantel -que jugará de local en el estadio General Rumiñahui- empezaron a planificar la temporada.

Entonces, resolvieron aumentar el presupuesto en relación con el 2015. Antonio Cevallos -presidente del plantel- evita precisar las cifras de la inversión. Pero admite que el plantel gastará más de USD 500 000 para la campaña 2016.
"La meta es llegar a competir en una Copa internacional en unos cuatro años", afirma convencido el directivo.

Con la aparición del Clan, el fútbol de Pichincha tendrá a tres planteles en la Serie B.  Los otros dos serán Deportivo Quito –que descendió desde la Serie A en el 2015- y Espoli, que esta temporada volverá a formar parte de la Asociación de Fútbol no Amateur de Pichincha (AFNA) tras su paso por Santo Domingo de los Tsáchilas. El equipo policial jugará en el estadio El Chan de Machachi.

El certamen se iniciará este viernes y culminará los últimos días de noviembre.

Manabí también tendrá tres clubes en el certamen: Manta –que descendió de la Serie A-, Liga de Portoviejo y Colón, el otro plantel debutante en la B.

El Manta disputará su segundo año consecutivo en la Serie B, mientras que Colón obtuvo su plaza para el certamen tras quedar subcampeón de la Segunda categoría, en el 2015.

José Zambrano, presidente del Colón, cuenta que para este año se aumentará el presupuesto en un 50%. Así, el club portovejense invertirá USD 600 000.

El club definió este monto, pese a que arrastra problemas económicos del año pasado. Zambrano admitió que se adeudan salarios a jugadores de la plantilla del 2015.

Para sostener el presupuesto, los dirigentes buscaron fórmulas de financiamiento. Una de ellas fue realizar un canje publicitario con una empresa de transporte para que los jugadores se trasladen a las provincias para sus respectivos encuentros.

Pese a las deudas, el club intentó retener al 70% de la plantilla del año pasado. Además, se fichó a siete jugadores nacionales y a dos extranjeros (los brasileños Clodoaldo Rocha y Ricardo André). A ellos se unirán juveniles de las categorías formativas.

En el Manta también se apostará por la juventud. La plantilla de futbolistas tendrá un promedio de 21 años, explica Jaime Estrada, directivo del conjunto manabita.

En este plantel también se sintió la crisis. Por esto, el presupuesto bajó de USD 500 000 a USD 700 000.
El club fichó a los refuerzos paraguayos Iván Villalba y
Diego Vásquez.

Las inversiones
10 de los 12 equipos de la Serie B definieron con exactitud el monto de sus presupuestos para esta temporada. La suma de estas inversiones llega a USD 8, 4 millones.

De estos equipos, Deportivo Quito es el plantel que hará la inversión más alta. Según su directiva, el presupuesto será de unos USD 1, 5 millones.

Sin embargo, el club afronta deudas y está suspendido en la Federación Ecuatoriana de Fútbol por incumplimiento de pagos a la Asociación de Futbolistas del Ecuador.

Los planteles de Tungurahua también realizarán inversiones altas. Macará gastará USD 1,2 millones; mientras que Técnico Universitario, USD 1 millón.

Eso sí, Miller Salazar, presidente del Macará, explica que el plantel acarrea deudas.

Por ello, revela que cerca de USD 350 000 se destinarán para cancelar rubros atrasados. "Esperamos de a poco ir solucionando esas deudas, hasta tener mejores días", anticipa.

El dirigente espera que la Ecuafútbol entregue al club
USD 320 000 de los derechos de TV. Este monto se acordó pagar a los 12 planteles.

Otros clubes, como Olmedo, también tienen deudas.
Mayra Argüello, presidenta del ‘Ciclón’, afirma que tienen un plan de pagos para afrontar esos rubros.

En otros planteles, la inversión será menor. Es el caso de Gualaceo, Colón y el Clan Juvenil. Por ejemplo, en este último club no se contrató a extranjeros. "Analizaremos cómo transcurre nuestra participación en el Campeonato. De acuerdo con eso definiremos si traemos a extranjeros. Es el plan B", explicó Cevallos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)