15 de noviembre de 2014 00:00

Los hinchas visitaron al ‘Ídolo del Pueblo’

Los preparativos para el partido de Aucas el domingo. Foto: Fabián Alarcón/ EL COMERCIO

Los preparativos para el partido de Aucas el domingo. Foto: Fabián Alarcón/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 31
Fabián Alarcón
Quito

Gustavo y Jorge Arévalo esperaron pacientemente a que se abrieran las puertas del estadio Gonzalo Pozo Ripalda, ayer, al final de la práctica de los jugadores.

El sol era intenso cerca del mediodía. Luego, ingresaron y mientras el plantel realizaba ejercicios de estiramiento, ellos sacaron un par de bombos de una bodega del escenario.
 Ellos son integrantes y dirigentes de la barra La Eterna de San Diego -cuya base está en el centro de Quito-, que se alistan para respaldar al cuadro oriental en su partido de mañana ante Liga de Portoviejo, en el estadio Olímpico Atahualpa.


Las otras agrupaciones que preparaban ayer su mejor recibimiento al cuadro ‘expetrolero’ son Armagedón, la Banda de la Araña Martínez y su Banda Show, Los de Siempre y Guardia Oriental.

Cada una pone a punto su logística para el partido contra los manabitas. Arévalo sacó los bombos al mismo tiempo que los dirigidos por el DT Juan Ramón Silva estiraban en la cancha, tras la práctica.
 Un puñado de hinchas, entre los que estuvieron personas con discapacidad y con cáncer, captó la atención de los integrantes del plantel auquista.

Los jugadores se acercaron para animarlos, firmaron autógrafos y se fotografiaron con ellos. Juntos se animaron a corear: “Y dale A, y dale A, y dale Aucas, dale A…”, a un costado de la cancha. El estratega miró sonriente todas las acciones desde la banca en la cual se sienta el inspector de los partidos.


Ese afecto de los hinchas orientales creció con el paso del torneo. Al inicio del año, Aucas tuvo una asistencia aproximada de 8 000 aficionados, pero empezó a decaer poco a poco porque no alcanzaba la cima en la tabla de posiciones. Sin embargo, la expectativa creció en la segunda etapa, en la cual, Aucas mejoró su desempeño y empezó a pelear el liderato.

Hoy se calcula que el promedio es de 5 000 hinchas.
“Tenemos que ir todos juntos a alentar, sin importar de qué barra se trata. Por eso se organizó la gran caravana que partirá desde cuatro puntos”, explicó el líder de La Eterna de San Diego.


Su agrupación pretende llevar 20 banderas pequeñas, una grande de 20 metros, una gigantografía (cuya imagen será una sorpresa) de 5 metros, más 22 instrumentos musicales (entre bombos, timbales, güiros, etc.).


Armagedón, en cambio, para la fiesta en el Atahualpa pondrá 4 800 rollos, 30 quintales de papel picado, ocho bombos, serpentinas amarillas y rojas… y otros materiales. Así detalló Ricardo Ninacuri, uno de los líderes de esta barra.
 Mientras que Juan Francisco Tacuri, dirigente de la agrupación Guardia Oriental, precisó que aportará con 6 000 rollos de papel, 3 000 porciones de papel picado, 3 000 globos (divididos en 1 500 rojos y amarillos), una bandera de 300 metros cuadrados, bombos…
“Tiene que ser una fiesta para el plantel, por darnos esa alegría de volver”, indicó el aficionado.

Este respaldo es el que ha motivado a los jugadores a mantener una relación cercana con los hinchas orientales. Incluso, los directivos de las barras buscan gestionar que, de confirmarse el ascenso mañana, se dé un regreso en caravana hacia el estadio Gonzalo Pozo Ripalda para celebrar como en casa, con la presencia de los futbolistas.


“Estamos contentos con todo lo que vivimos ahora. Los hinchas de Aucas nos apoyaron y se merecen esta alegría”, admitió el volante paraguayo Víctor ‘Manolo’ Gómez, mientras firmaba la camiseta de una de las mujeres con cáncer que llegaron para desearles suerte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)