25 de abril de 2018 11:07

Semifinal de Copa turca se completará el 3 de mayo a puertas cerradas

Jugadores del Fenerbahçe SK en un entrenamiento. Imagen de la cuenta  de Twitter @Fenerbahce

Jugadores del Fenerbahçe SK en un entrenamiento. Imagen de la cuenta de Twitter @Fenerbahce

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La semifinal de la Copa de Turquía de fútbol entre el Fenerbahce y el Besiktas se completará el 3 de mayo a puertas cerradas a partir del minuto 57, después de que el derby se suspendiera la semana pasada por serios incidentes.

La Federación Turca de Fútbol hizo el anuncio tras una reunión que mantuvieron sus dirigentes más importantes, este 25 de abril del 2018.  Los 33 minutos que restan se jugarán en el estadio del Fenerbahce, donde se estaba desarrollando el frustrado encuentro, aunque no podrán concurrir aficionados. El duelo entre dos de los equipos más populares de Estambul se suspendió la semana pasada tras una agresión del público local al entrenador Senol Günes y diversos incidentes.

El técnico del Besiktas, quien guió a Turquía al tercer puesto en el Mundial de 2002, fue golpeado en la cabeza por un objeto lanzado desde la tribuna y debió recibir atención médica. Tras el episodio, el equipo visitante decidió retirarse del campo en medio de un clima enardecido. Finalmente, el árbitro Mete Kalkavan decidió suspender el encuentro cuando se habían disputado 57 minutos y el marcador estaba 0-0.

En el cotejo de ida, que terminó 2-2, también se vivió un gran clima de tensión dentro y fuera del campo. Por el juego violento de ambos equipos hubo entonces tres expulsados.

Tras los incidentes, la justicia turca abrió una investigación formal, que incluyó la detención de varios aficionados, entre ellos el principal acusado de haber lanzado la moneda que lastimó a Günes. Además del veterano entrenador, tres jugadores del Besiktas -Tolga Zengin, Caner Erkin y el portugués Ricardo Quaresma- fueron citados por la fiscalía para declarar como "víctimas", informó la agencia estatal Anadolunews.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que hubo un "complot" detrás del incidente, que sacudió a la comunidad turca de fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)