8 de enero de 2015 10:31

El Real Madrid se baja de la nube y se cumple la profecía del chileno Bravo

Cristiano Ronaldo habla con el volante Lucas del Atlético de Madrid. Foto: AFP

Cristiano Ronaldo habla con el volante Lucas del Atlético de Madrid. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 9
Agencia DPA

El Real Madrid bajó súbitamente de la nube en la que se instaló durante largo tiempo y sumó tres derrotas consecutivas que despertaron la inquietud entre su hinchada. 

"Tarde o temprano el Real Madrid caerá", pronóstico el arquero chileno Claudio Bravo, del FC Barcelona, el 4 de enero. Y sus palabras casi actuaron como una "maldición" sobre los blancos, que encadenaron dos derrotas consecutivas. Y ambas tuvieron un parecido trazo. Nada que inquietara demasiado a su cuerpo técnico.

¿Es sólo un bache o hay algo más? El equipo blanco acabó el pasado año como un ciclón tras acumular 22 triunfos consecutivos en partidos oficiales. Agarrado a su mortífera pegada y un buen funcionamiento colectivo, parecía un conjunto invencible y muchos analistas se preguntaban si tenía el mejor plantel de su historia. El 30 de diciembre recibió el primer aviso con una derrota 4-2 ante el Milan en un amistoso jugado en Dubai.

El domingo perdió 2-1 ante el Valencia, su primera derrota desde el 13 de septiembre en partido oficial, cuando cayó en casa por idéntico resultado ante el Atlético de Madrid. Pero los efectos de la caída en Mestalla se minimizaron por la derrota 1-0 del Barcelona ante la Real Sociedad, por lo que pudo retener el liderato de la Liga española. Pero el panorama no se aclaró el miércoles para el Real Madrid en la Copa del rey. El vigente campeón del torneo perdió 2-0 ante un Atlético de Madrid que volvió a confirmar que sabe cómo ganar a los blancos.

En los últimos cuatro clásicos jugados, el equipo de Diego Simeone sumó tres triunfos y un empate, contando su triunfal eliminatoria de la Supercopa de España. Las derrotas ante Atlético y Valencia tuvieron fuertes similitudes. Ambos equipos plantearon al Real Madrid encuentros ásperos, llenos de fricciones, y el equipo blanco no supo leer los partidos ni cómo desarticular la propuesta del rival. Además, en ambas citas se encontró con sendos goles idénticos: saque de esquina y remate franco de un central.

"La cuesta de enero se le empieza a empinar demasiado al Real Madrid. Dos partidos y dos derrotas. Cuatro goles en contra y solo uno a favor, de penalti. Ninguno de jugada. No hay duda de que el equipo blanco empieza a sufrir un atasco que, para empezar, le puede apear de la Copa del Rey en octavos de final", resumió hoy el diario Marca.

Sin embargo, el Real Madrid tiene en el banquillo a un hombre, Carlo Ancelotti, cuyo mayor síntoma de nerviosismo es el arqueo de una ceja. "Hablar de crisis es exagerado", opinó tras la derrota en el Vicente Calderón. Cuando a comienzos de temporada el Real Madrid recibió dos derrotas seguidas -ante Real Sociedad y Atlético-, Ancelotti tampoco se inmutó y dijo algo que en poco tiempo resultó clarividente: "Sabemos los problemas y cómo solucionarlos".

Ahora deberá acudir a la misma página del libro porque lo cierto es que el Real Madrid abandonó su idílico momento y ahora parece acusar cierto cansancio en sus volantes. Además, los puntas perdieron la inspiración y la defensa vuelve a sufrir a balón parado. Falta por comprobar si el mal momento es pasajero o si de verdad el Real Madrid tiene problemas.

Por lo pronto, tanto Atlético como Valencia mostraron cuál es la fórmula ganadora ante los blancos: agresividad en la presión y eficacia en el ataque. Ancelotti debe encontrar un antídoto si el Real Madrid quiere regresar a la nube.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)