6 de junio de 2018 00:00

11 ciudades están listas para la mayor fiesta futbolística a escala mundial 

Fotografía tomada el 23 de mayo de 2018, muestra al estadio Luzhniki de Moscú con capacidad para 80,000 personas, que albergará siete partidos de la Copa Mundial, incluyendo los cotejos de apertura y la final. AFP

El estadio Olímpico Luzhniki fue sometido a una amplia remodelación para la Copa del Mundo 2018. Aquí se eliminó la pista de atletismo. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
y Agencias (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Faltan ocho días para que el balón comience a rodar en el Mundial de Rusia 2018. Y en los 12 estadios, ubicados en 11 ciudades, todo está listo.
El Comité Organizador prepara el inicio de la fiesta en la que participarán 17 040 personas voluntarias de 112 países. 1 200 colaboradores serán del país anfitrión.

Vladimir Putin, presidente ruso, y Gianni Infantino, de la FIFA, tienen diálogos permanentes para el arranque del torneo e inspeccionan obras.

“Están trabajando para hacer de este Mundial el mejor Mundial de la historia. Los comentarios de nuestros expertos de la FIFA son positivos”, dijo Infantino.

Putin e Infantino hicieron un recorrido por los escenarios deportivos. Fueron al estadio de Sochi, que fue anfitrión de los Juegos Olímpicos de Invierno (2014). Rusia se ha propuesto convertirse en una de las capitales mundiales del deporte. “Esperamos que nuestros jugadores se impliquen en el juego, lo den todo, jueguen al máximo de su potencial”, declaró el presidente Putin.

Así, la duodécima economía del mundo lleva invertidos cerca de USD 11 000 millones. Según Alexei Sorokim, director del Comité Organizador, la cifra pudiera llegar a los USD 17 000 millones después del Mundial.

Rusia construyó siete estadios y según el Comité, el San Petersburgo Arena ha sido el escenario más costoso. Allí se superaron los USD 900 millones de inversión.

Algunos expertos especulan que supera los USD 1 200 millones. Además, se han remodelado otros cinco estadios y se construye un tren de alta velocidad que comunica a Moscú, la ciudad capital, con Kazán. Asimismo, se han adecuado aeropuertos, construidos terminales aéreas y se incentivará el transporte gratuito para turistas.


La política no ha estado distanciada del fútbol. En el primer Mundial que organiza Rusia hay desafíos como la lucha contra los ‘hooligans’ y el racismo, o incluso la amenaza de atentados por la intervención militar rusa en Siria.

Sin embargo, en las ciudades hay ambiente de fiesta. Moscú, por ejemplo, tiene todo listo para recibir a un millón de turistas, casi la mitad extranjeros, acoger 12 encuentros de la competición, incluidos los partidos inaugural y final, y hospedar a 10 de las 32 selecciones que ­disputarán el torneo.

En Moscú se jugarán 12 partidos: ocho de la primera fase, dos de octavos de final, una semifinal y la final. El desconocimiento de idiomas, que caracteriza a los rusos, es uno de los problemas con los que se encuentran los turistas.

Por eso, una de las primeras medidas ha sido colocar señalización y mapas en inglés. Moscú ha formado en inglés a más de 100 inspectores de tráfico y ha dispuesto a más de 400 médicos especialistas para que atiendan a extranjeros en ese idioma.

736 futbolistas comenzaron a llegar desde el martes 5 de junio de 2018.


Lea más noticias del Mundial de Rusia AQUÍ

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)