18 de diciembre de 2014 16:06

El día que Bauza perdió un Mundial de Clubes ante Cristiano Ronaldo

Edgardo Bauza, técnico de San Lorenzo, en el partido ante el Auckland City FC, el 17 de diciembre de 2014. Foto: EFE

Edgardo Bauza, técnico de San Lorenzo, en el partido ante el Auckland City FC, el 17 de diciembre de 2014. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 19
Agencia AFP
Marrakech, Marruecos

La final del Mundial de Clubes del sábado en Marrakech entre el Real Madrid y San Lorenzo supondrá el reencuentro en ese duelo decisivo de la competición de Cristiano Ronaldo y el entrenador Edgardo Bauza, que ya perdió este torneo ante el astro luso.

Fue en la edición de diciembre de 2008, disputada en Japón, y ambos militaban en clubes distintos: el atacante del Real Madrid vestía entonces los colores del Manchester United inglés y Bauza, el estratega hoy de San Lorenzo, estaba en el banquillo de Liga de Quito de Ecuador.

Eran, como ahora, los equipos campeones de Europa y de la Copa Libertadores, y se vieron las caras en la final en el flamante estadio de Yokohama, escenario de la final del Mundial-2002, ante casi 70 000 espectadores.

El United estaba entonces en uno de sus mejores momentos y tenía un equipo de ensueño, dirigido por su técnico escocés Alex Ferguson y con un temible tridente ofensivo Wayne Rooney-Cristiano Ronaldo-Carlos Tevez, pero también con hombres destacados como el capitán Rio Ferdinand o el arquero Edwin Van der Sar.

El desafío se presentaba de primera magnitud para Liga de Quito, que había ganado 2-0 al Pachuca mexicano en las semifinales, donde los ingleses habían tenido que esforzarse para derrotar al Gamba Osaka local (5-3).

Pese a que el equipo de Bauza llegaba con el cartel de víctima, como lo hará San Lorenzo ante el Real Madrid, el equipo ecuatoriano sorprendió con un planteamiento valiente y plantando batalla al campeón de Europa.

Resistió bien en la primera parte e incluso empezó a soñar con el título mundial cuando su rival se quedó en el 49 con un hombre menos, por la roja al serbio Nemanja Vidic.

Pero los minutos pasaban y el Manchester United no sólo resistía, sino que se permitió conseguir un gol en el minuto 73, por medio de Wayne Rooney a pase de Cristiano Ronaldo, que terminó suponiendo el triunfo definitivo (1-0).

Bauza tenía que conformarse con el subcampeonato, mientras Cristiano subía con sus compañeros a recoger la medalla de campeón, antes de levantar al cielo japonés el trofeo mundial.

Cristiano y mucho más
Un día antes incluso de la semifinal ganada el miércoles por San Lorenzo al Auckland (2-1) , Bauza fue preguntado por esa posibilidad de reencontrarse con Cristiano Ronaldo en la final y si lo afrontará con ánimo de revancha.

"Ojalá pueda enfrentarme de nuevo a él, porque eso querría decir que vamos a jugar la final. Sería la segunda que me toca enfrentarme, pero como se demostró aquella vez, él no juega solo. Entonces tenía al lado a Tevez y a Rooney, el Manchester United tenía un gran equipo", recordó.

Finalmente su deseo se hizo realidad y los 'Cuervos' estarán en la gran final del sábado, con el reencuentro Bauza-Cristiano seis años después.

El portugués llegará al partido con ganas de demostrar su talento, después de haberse quedado sin anotar en la semifinal del martes ante el Cruz Azul mexicano (4-0), donde se conformó al menos con dar dos asistencias.

CR7, favorito para ganar en enero en Zúrich su tercer Balón de Oro, quiere saciar su ambición ahora en la final para confirmar su gran momento, que en la Liga española le está permitiendo tener unos números espectaculares, con 25 goles en apenas quince jornadas.

Lionel Messi, su gran rival, fue además dos veces campéon del Mundial de Clubes y en las dos fue elegido el mejor jugador del torneo. Cristiano ganó el torneo en 2008, pero el premio al mejor fue para Rooney, por lo que ahora intentará también sacarse aquella pequeña espina de Japón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)