13 de diciembre de 2014 11:33

El Real Madrid llega al Mundial de Clubes en un momento de 'ensueño'

El centrocampista del Real Madrid Francisco Alarcón Isco (d) celebra su gol, primero del equipo, con sus compañeros

El centrocampista del Real Madrid Francisco Alarcón Isco (d) celebra su gol, primero del equipo, con sus compañeros del Real Madrid. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Santiago Ponce

Entre la cercanía de un récord histórico de victorias consecutivas y un funcionamiento que roza la perfección, el Real Madrid se prepara para jugar el Mundial de Clubes con un presente inmejorable. El equipo dirigido por Carlo Ancelotti viajará mañana a Marruecos para disputar su último título del 2014 y ponerle un cierre ideal a un último semestre arrasador.

El conjunto blanco afrontará el torneo internacional después de haber dejado el liderato de la liga asegurado, haber superado la fase de grupos de la Liga de Campeones con puntaje perfecto y mantener una racha de 20 victorias consecutivas en partidos oficiales.

El Real Madrid se encuentra así sólo a cuatro triunfos del récord mundial de victorias al hilo en partidos oficiales. La máxima marca mundial es de 24 victorias al hilo, conseguida por el Coritiba de Brasil en el 2011, la cual fue validada por el Libro Guinness de los Récords mediante un diploma.

"Ha sido un año fabuloso para todos nosotros. Ahora vamos a intentar ponerle la guinda al pastel con el 'Mundialito', ojalá que podamos ganarlo", afirmó el capitán del conjunto blanco, Iker Casillas.

El Real Madrid goleó el viernes por la noche por 4-1 al Almería y se aseguró el liderato en soledad durante una jornada más, pese a tener un partido disputado más que sus inmediatos perseguidores.

Además, estiró su racha victoriosa a 20 triunfos consecutivos entre encuentros de liga, Copa del Rey y Liga de Campeones. El conjunto de la capital española no resigna puntos desde el 13 de septiembre, cuando cayó por 2-1 con el Atlético de Madrid.

El Real Madrid es hoy un equipo aceitado en cada una de sus líneas, que posee el plantel y la implicación necesaria de cada jugador como para perder a un futbolista del once inicial y que el funcionamiento del equipo se mantenga intacto.

"Toda competición que juguemos intentaremos ganarla. Y hay que decirlo, el ambiente y el momento son buenos para ganar el Mundial de Clubes", explicó el técnico Ancelotti, quien ya obtuvo el título del certamen internacional en 2007 con el Milan.

El equipo español viajará mañana a Marruecos, donde empezará a prepararse para su debut, el martes, en las semifinales contra el ganador del partido entre el Cruz Azul mexicano y el Western Sidney Wanderers, de Australia.

Para el Real Madrid será la oportunidad de ganar el primer título del Mundial de Clubes en su historia. Hasta el momento, acumula tres títulos de la Copa Intercontinental, el torneo predecesor al actual y en el que entonces sólo chocaban el campeón de Europa ante su símil de Sudamérica.

La única preocupación de Ancelotti parece ser el estado de James Rodríguez. Sin embargo, el colombiano continúa con la recuperación de su rotura en el gemelo de la pierna derecha y el técnico todavía confía en poder contar con él en una hipotética final, el 20 de diciembre.

Por su lado, el alemán Sami Khedira recibirá el alta el lunes después de haber sufrido una conmoción cerebral en un encuentro ante el Cornellá el 2 de diciembre y estará a disposición del técnico de cara al primer partido.

El Real Madrid acude así al Mundial de Clubes como el candidato indiscutido a llevarse un título que le pondría un broche de oro a un 2014 soñado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)