5 de julio de 2014 00:00

Doce años después, Brasil está en semifinal

El defensa brasileño Thiago Silva celebra el gol marcado ante Colombia, durante el partido Brasil-Colombia, de cuartos de final del Mundial de Fútbol de Brasil 2014. EFE

El defensa brasileño Thiago Silva celebra el gol marcado ante Colombia, durante el partido Brasil-Colombia, de cuartos de final del Mundial de Fútbol de Brasil 2014. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Deportes
Quito
Logo MUNDIAL 2014

La última vez que Brasil accedió a la semifinal de una Copa del Mundo fue, precisamente, cuando obtuvo su más reciente corona, en el torneo realizado en Japón-Corea 2002.

El equipo sudamericano, el máximo ganador en la historia de la competencia estelar, no estuvo entre los cuatro mejores en los mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, cuando cayó frente a Francia y Holanda, respectivamente, en cuartos de final.

Fue, precisamente el técnico de hoy, Luiz Felipe Scolari, quien guió a Brasil a su última incursión en el partido semifinal. ‘Felipao’ estuvo al frente del equipo que, en el estadio Saitama de la homónima ciudad japonesa, venció a Turquía (1-0), el 26 de junio del 2002.

En la fase de grupos de ese mismo torneo, los brasileños habían enfrentado a los turcos, pero en Ulsan (Corea del Sur), también el partido acabó con mínima victoria sudamericana por 2-1.

Para pasar a la final de aquel torneo, donde enfrentó a Alemania, Brasil debió recurrir a un gol de Ronaldo, su máxima figura de entonces.

El ‘Fenómeno’ apareció en el minuto 49 para vulnerar la resistencia del meta turco Rustu Recber. Fue una victoria apurada, sobre un equipo que en ese Mundial, y nunca después, supo destacarse por su juego valiente y rápido, capaz de complicar a los rivales más pintados.

Aquel día, Brasil jugó con: Marcos; Cafú, Lucio, Roque Júnior, Edmilson, Roberto Carlos, Gilberto Silva, Ronaldo (Luizao), Rivaldo, Kleberson (Belleti) y Edilson (Denilson).

Las crónicas de la época hablan que fue solamente la puntería de Ronaldo la que resolvió un encuentro que, pese a ser favorable a los brasileños en cuanto a trámite futbolístico, fue planteado con alta voluntad defensiva por parte de los euroasiáticos.

Tras esa victoria, Brasil se encaminó a jugar la final en Yokohama, frente a Alemania. Casualmente, el mismo rival que en el próximo partido medirá la ansiedad del equipo dueño de casa para llegar a la decisión del título de este Mundial.

El encuentro por la semifinal entre brasileños y germanos se jugará este martes 8 de julio, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)