28 de noviembre de 2017 14:50

Mecánico boliviano sobreviviente de tragedia de Chapecoense quiere ser piloto

Imagen de Erwin Tumiri, tomada del perfil de Facebook de Aeropuerto Internacional José María Córdova

Imagen de Erwin Tumiri, tomada del perfil de Facebook de Aeropuerto Internacional José María Córdova

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El mecánico boliviano Erwin Tumiri, uno de los seis sobrevivientes del siniestrado avión Lamia que llevaba a bordo a la plantilla del Chapecoense, estudia para piloto comercial y agradece a Dios haber tenido una segunda oportunidad.

“Ya pasó un año, ya me siento mejor, estoy haciendo mi trabajo como mecánico aéreo, estoy continuando en mis estudios de pilotaje comercial, ahora soy piloto privado”, afirmó Tumiri, entrevistado por el canal privado de televisión Unitel.

Tumiri, quien reside en Cochabamba (centro), retoma lentamente su actividad como técnico aéreo. Dice que su fe, su actividad en su iglesia y la labor en su trabajo le han permitido recuperar algo de tranquilidad.

“Sí, (ha pasado) un año, hace rato estuve viendo los videos, duele recordar, para mí es muy doloroso recordar”, señala Tumiri, tras rememorar el siniestro del 28 de noviembre de 2016 que dejó 71 muertos, principalmente jugadores y dirigentes del brasileño Chapecoense, a poco de llegar a Medellín.

Investigaciones separadas de las autoridades colombianas y bolivianas establecieron que la nave se precipitó por tener combustible limitado y que el piloto fallecido, Miguel Quiroga, debería haber reabastecido la nave.

Tumiri recuerda qué pasó inmediatamente después del siniestro: “una vez, levantándome con Ximena (Suárez, azafata y sobreviviente) nos fuimos a un lugar seguro y ahí dije ‘gracias Señor para darme una nueva oportunidad’ y Ximena también”.

Aunque sin dar detalles, evoca que el día del vuelo, cuando se despertó en la mañana, su madre tuvo un presentimiento. “Mi mamá me dice: ‘hijito te vas a cuidar, he soñado feo’, me dice y (él le respondió) ‘de qué, mami, no creas en los sueños’ y así me salí”.

Las investigaciones en Bolivia están en punto muerto, luego de que la fiscalía denunciara a una docena de funcionarios que tuvieron alguna relación con el vuelo y a empleados de la compañía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)