24 de abril de 2018 20:32

Las futbolistas libias y su desafío fuera de los estadios

Imagen referencial de mujeres futbolistas de Libia, tomada de la cuenta de Twitter @biobiodeportes

Imagen referencial de mujeres futbolistas de Libia, tomada de la cuenta de Twitter @biobiodeportes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En Libia, las jugadoras de la selección nacional femenina de fútbol deben luchar en dos frentes: en el terreno de juego contra sus rivales y fuera de él contra los estereotipos de una sociedad patriarcal que intentan cambiar pateando el balón.

En este país ultra-conservador, aparecen críticas exacerbadas cada vez que una de sus deportistas o un equipo femenino salta a la palestra en los medios o en las redes sociales.

“Ve a cubrirte”, o “tu lugar está en casa”, “no tienes un hombre que te eduque”, son algunas de los simplistas y humillantes comentarios que se escuchan con asiduidad.

Saida Saad, delantera de la selección, afirma que escucha estos comentarios inapropiados cada vez que acude o vuelve de los entrenamientos.

Al igual que sus compañeras, Saida viste un panti opaco para cubrir sus piernas, pero eso no basta para acallar las críticas.

“Aguantamos por amor al deporte. Intentamos que las mentes evolucionen en la sociedad”, afirma la jugadora llegada de Benghazi, al este del país, antes de unirse a sus compañeras para proseguir el entrenamiento en Trípoli.

Ese día el equipo se preparaba para una doble confrontación ante Etiopía en el marco de la fase preliminar de la clasificación a la Copa de África de Naciones de 2018 en Ghana.

La eliminatoria finalizó sin sorpresas, con victorias para Etiopía, 8-0 en la ida y 7-0 en la vuelta.

“A pesar del resultado final, nos han hecho sentir orgullosas por su sorprendente resistencia contra la cultura patriarcal y el extremismo violento”, señaló en Twitter Zahra Langhi, militante libia de los derechos humanos.

‘Voluntad de las jugadoras’

En el plano deportivo, el seleccionador Hassan Ferjani no es del todo optimista respecto a los próximos compromisos. Su principal objetivo es preparar a las jugadoras para que puedan “terminar el partido”.

“Las pobres, es la primera vez que juegan en un terreno de juego tan grande”, sentencia.

Para preparar la eliminatoria ante Etiopía, el entrenador solo tuvo a su disposición una decena de jugadoras en Tripoli. Otras, llegadas sobre todo desde Estados Unidos, se unieron al equipo en El Cairo, sede del primer partido.

Sin un campeonato de fútbol femenino en Libia, las jugadoras son seleccionadas en torneos escolares o en los institutos. Pero la tarea más complicada sigue siendo convencer a sus familias.

Cuando son seleccionadas son los propios padres los que prohíben jugar a fútbol a sus hijas, otros más flexibles exigen acompañarlas en los desplazamientos, lo que “no es sencillo por falta de medios”, lamenta Ferjani.

El técnico reconoce haber estado a punto de lanzar la toalla ante esas dificultades. “Lo que me impulsó a continuar es la voluntad de las jugadoras que desean mejorar su nivel”.

Él considera sin embargo que “ la batalla fuera del terreno de juego es mucho más importante ” , para erradicar los prejuicios y favorecer la emancipación de las mujeres.

Al igual que en otros países de Oriente Medio, el fútbol femenino en Libia se enfrenta a numerosas barreras sociales y religiosas.

‘Cambiar las mentes’

“Hay varias chicas con talento pero que son injustamente privadas de jugar al fútbol a causa de las numerosas prohibiciones (en la sociedad libia)”, lamenta Racha Nouri, veterana de las ‘Caballeras del Mediterráneo’, sobrenombre de la selección libia de fútbol.

Esta jugadora de 25 años dice que en sus comienzos tuvo “muchas dificultades en esta sociedad muy conservadora”.

Seleccionada en un torneo escolar, afirma que fue apoyada por sus padres. “Desafiaron a la sociedad y estuvieron a mi lado”, explica.

Racha ha conseguido una licencia de entrenadora. Su objetivo es formar equipos femeninos de menos de 17 años, lanzar un campeonato nacional e intentar al mismo tiempo “cambiar las mentalidades a través de las redes sociales y los medios”.

Souad al-Chibani, a cargo del fútbol femenino en la Federación Libia (FLF) , señala que pronto se iniciará un programa para el desarrollo de este deporte así como un campeonato escolar de fútbol femenino.

“Vamos a intentar organizar partidos en los colegios cada sábado”, explica.

Chibani es “optimista” sobre el futuro del fútbol en Libia, gracias a “una nueva generación más abierta y entusiasta”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)