2 de febrero de 2016 19:13

Jackson Martínez pasa el fútbol chino tras una etapa fallida en Atlético

El jugador Jackson Martinez del Porto celebra tras anotar contra el Dinamo de Kiev. EFE

Jackson Martínez fue una figura en el Porto (foto), pero no pudo ratificar su eficacia goleadora en el Atlético de Madrid. Ahora, militará en el fútbol chino. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

El delantero colombiano Jackson Martínez, traspasado del Atlético de Madrid al Guangzhou Evergrande chino, firmó tres goles en 22 partidos disputados con la elástica rojiblanca, en lo que puede considerarse una etapa fallida por el coste y las expectativas generadas por su fichaje.

Jackson Martínez firmó con el Atlético el 15 de julio del año pasado, procedente del Oporto portugués y a cambio de 35 millones de euros (unos USD 38 millones). Desde entonces, ha disputado en la presente campaña 22 encuentros, repartidos entre quince encuentros de la Liga BBVA, cuatro de la Liga de Campeones y tres de la Copa del Rey.

De esos veintidós partidos, el punta cafetero ha iniciado trece partidos en el once titular y en nueve ha participado como suplente, anotando dos tantos en la competición liguera -contra el Sevilla en la segunda jornada y el Valencia en la novena- y uno en la Liga de Campeones, en la goleada contra el Astana kazako correspondiente al tercer partido del Grupo C de la máxima competición europea.

El delantero de Quibdó arrancó como titular en la primera jornada liguera contra el Las Palmas, y durante el mes de septiembre también salió de inicio contra el Galatasaray turco, el Eibar y el Villarreal. Durante el mes siguiente encadenó cuatro partidos seguidos en el once (Real Sociedad, Astana, Valencia y Deportivo).

Sin embargo, durante el periodo de partidos internacionales de principios de noviembre, el delantero un esguince en su tobillo izquierdo durante los minutos finales de un Chile-Colombia.
La dolencia, leve en origen, acarreó un periodo de baja de casi mes y medio, en la que Jackson se perdió nueve encuentros oficiales hasta el alta que recibió el día 29 de diciembre. Volvió a jugar el día 30 contra el Rayo Vallecano en Liga, y fue titular tres días después ante el Levante.

Durante el pasado mes de enero, el ariete alternó titularidades en la Copa ante el Rayo Vallecano y el Celta, con apariciones desde el banco en otros encuentros, la última contra el Sevilla en el empate 0-0 del pasado 24 de enero. En los dos últimos encuentros, contra el Celta en la Copa, y frente al Barcelona en la Liga, no fue utilizado.

El final de su breve etapa en el Atlético supone para Jackson uno de sus peores arranques de temporada; así como para el conjunto rojiblanco su primer error en el fichaje de un delantero centro en los últimos años, en los que ha demostrado una cierta habilidad para encontrar jugadores que se han acoplado bien a sus necesidades.

Para Jackson, hay que remontarse a sus primeros años en el Independiente de Medellín para encontrar un antecedente de una producción goleadora tan baja. En Europa, había ofrecido grandes cifras goleadoras en sus tres arranques de temporada con el Oporto portugués.

Hasta el mes de febrero, en su primera temporada con los Dragones (2012-13) hizo 19 tantos entre todas las competiciones; que fueron 20 en la 2013-14 y 23 en la pasada campaña, siempre incluyendo la Liga portuguesa, la Copa y la Liga de Campeones.
Mirando desde el punto de vista del Atlético, hasta ahora todos los delanteros que había contratado habían respondido con tantos. El curso pasado, el croata Mario Mandzukic aportó 19 tantos hasta enero, aunque bien es cierto que su estilo no terminó de acoplarse al Atlético, y desde entonces solo aportó dos tantos más.

El declive goleador de Mandzukic con el Atlético correspondió con el despegue del francés Antoine Griezmann, también fichado la pasada campaña y que hasta febrero había anotado 14 tantos, para sumar otros once más en la segunda mitad del curso y concluir la campaña con 25 dianas entre todas las competiciones.

Anteriormente David Villa, Diego Costa, el colombiano Radamel Falcao, el uruguayo Diego Forlán o el argentino Sergio Agüero habían cimentado una buena fama del Atlético como equipo ojeador de nueves. El fichaje de Jackson Martínez, y su andadura rojiblanca que termina hoy, rompen la tradición del buen ojo rojiblanco con los arietes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)