27 de enero de 2015 00:00

Independiente del Valle conquistó un título en Brasil

Los jugadores Sub 18 de Independiente, liderados por el ecuatoriano Galo Sandoval (con el trofeo en alto), celebraron.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 30
Alex Puruncajas
Quito

El equipo Sub 18 de Independiente del Valle dio la sorpresa en Brasil. El plantel ecuatoriano conquistó la Copa Santiago, disputada en Río Grande do Sul, y en la que también intervinieron clubes de Brasil y Chile.

El plantel Sub 18, dirigido por el técnico ecuatoriano Galo Sandoval, demostró su buen fútbol en la final al derrotar 1-0 al anfitrión Avaí, en el cotejo disputado el sábado. 
Tras la victoria, los jugadores y el entrenador celebraron con abrazos y gritos la consecución del trofeo internacional y, posteriormente, recibieron las medallas de campeones. "¡Fue una experiencia maravillosa!", destacó el estratega. 
Es la primera vez, en los 27 años de historia de este torneo, que un club ecuatoriano alcanza el título.

El certamen, reconocido por la FIFA y la Conmebol, es considerado una vitrina para los talentos pues ahí se dieron a conocer jugadores como David Luiz (Chelsea de Inglaterra), Vagner Love o Alexandre Pato.


Además, por segunda vez en el certamen, un club no brasileño alcanza el título. Hace 20 años, el trofeo lo obtuvo Nacional de Uruguay. 
El equipo Sub 18 de Independiente participó por segunda vez consecutiva en el torneo. En el 2014, llegó a los cuartos de final por lo que, en esta ocasión, no aparecía entre los favoritos.

Los ‘rayados’, sin embargo, demostraron un fútbol efectivo en la defensa y efectivo en el ataque para llegar a la final. 
En la primera fase del torneo culminaron cuartos en el grupo en el que también intervinieron los equipos anfitriones Avaí, Gremio, Internacional, Juventude y Gama.


Esa ubicación les permitió clasificarse a los cuartos de final, instancia en la que golearon 4-1 a Universidad de Chile. En semifinales, el cuadro ecuatoriano empató 1-1 en los 90 minutos y se impuso en la tanda de penales (5-4). 
"El equipo tuvo que reponerse en el aspecto mental porque en la primera fase perdimos al minuto final 2-1 con Inter. Algunos chicos lloraron por ese resultado. Sin embargo, luego vencimos a Gremio 3-1 y clasificamos", relató Sandoval.


El entrenador argumenta que esta resultado fue clave para llegar hasta la final. 
En el cotejo decisivo, los juveniles ecuatorianos demostraron su categoría al marcar a los 20 segundos a través de Wílter Ayoví. "Eso nos ayudó a retener el balón durante el resto del partido ante futbolistas corpulentos y potentes", añadió Sandoval.

El plantel juvenil se conformó con jugadores que ganaron los títulos locales Sub 16 y Sub 18 en la temporada pasada. En el equipo se destacaron el mediocampista Wílter Ayoví y el defensa Andy Guapi, quien es conocido por sus amigos como el ‘Bam Bam’.
 Ellos se entrenan desde el año pasado con el plantel de Primera.

En este 2014, también alternarán sus prácticas con el cuadro principal y con el equipo de la Reserva. 
Ayoví fue considerado el mejor jugador del torneo y evidenció su alegría por el trofeo. 
"Este título también representa un triunfo para el entrenador ecuatoriano. Los técnicos nacionales somos capaces de lograr objetivos", aseguró Sandoval, quiteño de 43 años, y quien lleva dos años en el Independiente del Valle.


Los jugadores retornaron a Quito el domingo, cerca de la medianoche. Ayer, por la tarde volvieron a los entrenamientos para los torneos de este año. 
Pablo Repetto, entrenador del plantel principal, realizará un constante seguimiento de los jugadores.

El uruguayo requiere escoger un jugador Sub 18 para incluirlo en los partidos de Primera de este año. El Congreso Ordinario del Fútbol Ecuatoriano decidió que un jugador de esta categoría actuara, al menos, los 45 minutos durante los cotejos. 
Los directivos de Independiente mostraron su alegría por la obtención del título en Brasil.

Ellos continuarán con su filosofía de invertir en la preparación futbolística y personal de los juveniles. En las instalaciones del cuadro de Sangolquí residen más de 200 niños. 
La intención es consolidar talentos que den el salto a la Primera como lo hicieron Carlos Gruezo, Leonel Ramírez, Jonathan González y Júnior Sornoza.
 Los dos últimos fueron titulares el año pasado con el plantel y fueron transferidos al Leones Negros de México.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)