19 de marzo de 2015 16:53

Tres razones para convocar a Guerrón... y tres para no llamarlo a la Tricolor

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 4
Alejandro Ribadeneira

La era de Gustavo Quinteros empieza con bemoles por algunos sucesos y por nombres en la primera nómina del argentino. De todos los temas polémicos (la 'primicia' de Claro, la ausencia de Arroyo, los dos arqueros extranjeros...), el más controversial es el marginamiento que sufre Joffre Guerrón.

Analicemos los escenarios.

Tres razones para llamarlo:
1. Es el mejor anotador del momento
No hay excusa que valga: el mejor siempre debe ser llamado a la Selección, sobre todo si el entrenador ha ofrecido que incluirá a los que estén rindiendo de buena manera. Sus 7 goles en 10 cotejos colocan a Guerrón como el anotador más efectivo de Ecuador. Es como si México no llamara a Carlos Vela. Aunque este jugador se negó durante tres años a jugar por su selección, los entrenadores de México no dejaron de convocarlo. Por ellos no faltó.

2. Guerrón es mejor que Montero

En su puesto natural, Joffre es mejor que Jefferson Montero. Y no solo por la cantidad de goles que registra sino también por la calidad de los pases-gol a sus compañeros y, sobre todo, por lo gravitante que resulta en la zona de ataque. Puede pasar al costado derecho sin problema. Además, Guerrón es figura y suele ser titular en su equipo. 'Turbina' generalmente entra al cambio.

3. El que nada debe, nada teme
Guerrón debió ser llamado incluso para demostrar que no hay vendettas ni resentimientos en la dirigencia de la Tricolor. Si Quinteros lo hubiera convocado y puesto en la cancha, habrían pasado dos cosas: que fallara (con lo cual ya habría argumentos deportivos, tácticos y estratégicos para marginarlo en el futuro) o que se destapara, con lo cual Ecuador tendría un ofensivo motivado para mantener su nivel. Se ganaba en ambos casos.

Tres razones para no llamarlo:
1. No ha funcionado en la Tricolor
Es verdad que 'Dinamita' no ha aprovechado sus pocos momentos en la Selección. Sí, Rueda fue cicatero con Guerrón, pero el buen jugador se muestra incluso en los escasos minutos. Eso le sigue pesando en las consideraciones finales.

2. Se peleó con la dirigencia
Asegurar que no fue al Mundial del 2014 porque se le condicionó que firmara con el hijo del presidente de la FEF ¡sin pruebas! es algo muy fuerte. No es algo para olvidarse con facilidad y, quizás por eso, Quinteros no lo llamó. El estratega es inteligente y no necesitaba que ningún dirigente vetara a Guerrón pues es obvio que su presencia genera tensión. Y eso es lo que menos necesita el inicio de un proceso: estrés.

3. No se lo necesita con urgencia
Ecuador jugará amistosos, nada más. No requiere a los mejores para buscar la clasificación a ningún torneo. El objetivo es observar valores que le permitan aplicar en la cancha el esquema (o los esquemas) que desea para la Tricolor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (3)