9 de febrero de 2016 15:41

El club Olympique de Marsella está a la venta por 200 millones de euros

Remy Cabella (der.) and Mauricio Isla del Olympique Marseille celebran el gol anotado ante el París Saint-Germain. Foto: AFP

Remy Cabella (der.) and Mauricio Isla del Olympique Marseille celebran el gol anotado ante el París Saint-Germain. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE
Paris

La propietaria del Olympique de Marsella (OM), la rusa Margarita Louis-Dreyfus, busca comprador para el club francés por 100 millones de euros, más una inversión inicial de al menos otros 100 millones para reflotar al equipo, décimo en la liga y a 35 puntos de su histórico rival, el París Saint Germain (PSG).

La salida al mercado del Marsella, que actualmente dirige el español Míchel y que hoy lleva a su portada el diario 'LÉquipe', es una decisión que ha ido madurando la viuda del magnate Robert Louis-Dreyfus, accionista principal del Marsella desde 1996 hasta su muerte por leucemia en 2009, confirmó la cadena "BFM TV".

Desde el fallecimiento de su marido, Margarita Louis-Dreyfus ha invertido 40 millones de euros en el club para compensar las pérdidas de explotación, pero la última inyección de capital data del verano de 2014.

Recientemente, la propietaria le anunció al presidente, Vincent Labrune, que no destinaría más dinero al Olympique de Marsella, días antes de que el director general del club, Philippe Pérez, dimitiera el pasado 22 de enero por "divergencias estratégicas y financieras".

La posibilidad de un traspaso del club planea por los despachos del club mediterráneo desde hace cuatro años y medio, pero la decisión se ha acelerado desde 2014.

Entonces el OM no logró la clasificación para la Liga de Campeones y los aficionados comenzaron a dar la espalda a la dirección del club. Poco después estalló un escándalo sobre traspasos dudosos de jugadores, por el que está imputado, entre otros, el director general saliente.

Sin embargo, llegaron buenos resultados deportivos que compensaron las inquietudes judiciales: el año pasado el Marsella era líder de la primera división francesa con el argentino Marcelo Bielsa en el banquillo y el presidente logró calmar los ánimos de la propietaria.

Argumentó Bielsa representaba un cambio de modelo económico en el club, con una nueva orientación hacia el desarrollo de la cantera del Marsella, campeón de la Liga de Campeones en 1993 y vencedor de la liga francesa en nueve ocasiones, la última en 2010.

Pero la pérdida de vigor deportivo y la repentina salida del argentino del club en el verano de 2015 volvieron a colocar la venta del club sobre la mesa.

"La cuestión no es saber si el Marsella se venderá, sino cuándo", subraya "BFM TV", que recuerda que la revista "France Football" ya informó de que el club ha encargado a la banca de inversión Rothschild que presente el club a posibles inversores.

Los directivos estudian "pistas" sobre posibles compradores estadounidenses o indios, mientras que desde Dubai hay "acercamientos, pero más bien para instaurar una alianza sobre la formación", indica 'LÉquipe'.

El Marsella (que no es propietario del estadio donde juega, el Vélodrome, pero que ha negociado un alquiler fijo con la alcaldía de la ciudad de 4 millones de euros por temporada) apenas ha reforzado la plantilla en el reciente mercado de invierno.

Han regresado al club al delantero francés Florian Thauvin, de 23 años y cedido por el Newcastle hasta final de temporada, donde no ha conseguido imponerse, y se incorpora el atacante británico Steven Fletcher, procedente del Sunderland.

Asediado por las lesiones en el último mes, el club parece tomar oxígeno, a pesar de la derrota en casa el pasado fin de semana contra el PSG por 1-2 en un partido en el que el equipo marsellés ofreció una buena imagen.

Antes el club se impuso a domicilio al Montpellier (0-1) y empató con el Lille (0-0) y con el Lyon (1-1), tras haber ganado como visitante al Caen (1-3) y empatado con el Guingamp (0-0), el Burdeos (1-1) y el Ajaccio (1-1).

"Estamos en la buena dirección y la mejor prueba es que nuestros detractores dicen que somos un equipo estable", declaró recientemente Míchel, al que le queda año y medio de contrato en Marsella, un club en el que han jugado Franz Beckenbauer, Norberto Alonso, Jean-Pierre Papin, Didier Deschamps, Rudi V ller, Didier Drogba, Franck Ribéry, Bixente Lizarazu o Robert Pirs.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)