8 de abril de 2015 00:00

Las seleccionadas forman su estilo para ir al Mundial de Canadá

El combinado ecuatoriano de fútbol femenino se concentró en la Casa de la Selección, en el sector de Monteolivo. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

El combinado ecuatoriano de fútbol femenino se concentró en la Casa de la Selección, en el sector de Monteolivo. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 38
Paola Gavilanes
Quito

Entre risas, apuestas y chistes las guardametas completaron su entrenamiento, anteayer, en la Casa de la Selección. Shirley Berruz, Andrea Vera, América Ortiz e Irene Tobar, integrantes de la Tricolor, hicieron reír al preparador de arqueros Francisco Reinoso con sus ocurrencias. Por tapar correctamente tres de sus remates, Berruz y Vera pedían "pizza para todas".

Ninguna logró el objetivo, por lo que Reinoso salió del gramado después de decirles: "ya ven que tenía razón cuando les dije que no estaban entrenándose en casa". Aquello lo afirmó con una sonrisa.

23 seleccionadas nacionales volvieron a reunirse el lunes en Quito para iniciar el sexto microciclo, antes del Mundial de Canadá, que comenzará el 6 de junio próximo. El anterior período de prácticas lo hicieron en Guayaquil. La concentración terminará el 15 de abril, y el 20, volverán a reunirse hasta el día 29.

El tiempo se agota para la estratega ecuatoriana Vanessa Arauz, sin embargo, se la vio satisfecha por el rendimiento de sus jugadoras en el inicio de las prácticas. Esa tranquilidad le dan, dice, los meses de entrenamiento que suman sus dirigidas desde enero. Ella conoce a la mayoría de las seleccionadas desde el 2013. "Pero siempre hay cosas por mejorar".

Y para ver lo que les falta en la parte técnica, la DT Arauz solicitó dos partidos amistosos frente a la Selección de Colombia, clasificada al Mundial y a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Esa Selección, precisamente, es una de las favoritas para avanzar en Canadá. Ambos combinados se enfrentarán este sábado (15:30) en Tulcán, y el miércoles próximo, en Pasto, Colombia.

La Tricolor ya jugó dos partidos amistosos con México, ambos perdidos 1 por 0. La estratega, que lució calentador y que tenía en sus manos hojas con apuntes del trabajo que realizaron sus pupilas, adelantó no sentir nervios, pero que seguramente irán apareciendo mientras se aproxima el 8 de junio, día del debut de la Tricolor frente a su similar de Camerún en el estadio de Vancouver por el Mundial.

Ecuador, tras el sorteo realizado a finales de año pasado, integra el grupo C junto a Camerún, Suiza y Japón, la Selección defensora del título. La presencia de los "nervios", aclaró, se debe a la emoción de asistir por primera vez en la historia a un torneo en el que participarán las 24 mejores selecciones de todo el mundo, entre ellas, ocho delegaciones europeas.

Esa misma emoción sienten las jugadoras. Una de ellas es Shirley Berruz, que recibió la visita de Alexander Domínguez, golero de Liga de Quito y del combinado nacional. Arauz contó que ‘Dida’ va constantemente a la concentración de la Tricolor para motivar a las seleccionadas. Conversa mucho con la guardameta que se destacó en la Copa América y en la fase de repechaje para ir al Mundial de Canadá, el año pasado. "Yo le dije que me tiene que invitar al ‘baby shower’ de su esposa", contó Berruz.

Mientras se acerca la fecha para viajar a Canadá (28 de mayo), la entrenadora diseñó un plan de trabajo para este sexto microciclo, en el que se incluyen entrenamientos a doble jornada.

Según la programación, las seleccionadas aprovecharán su estadía en la Casa de la Tricolor para obtener la visa estadounidense, indispensable para llegar a Canadá. Las salidas para acudir a la Embajada están previstas para mañana y el viernes.

En el plan de la estratega Arauz se determinaron horas para que las jugadoras puedan distraerse y mitigar los nervios. En la Casa de la Selección, en Monteolivo, las tricolores disponen de una sala de billar, de un lugar para ver televisión… "Muchas piensan que acá tenemos un régimen de cuartel, pero no es así. Es cierto que hay mucha disciplina, pero también hay tiempo para compartir y conocernos", contó Vera.

El encargado de recordarles la importancia de la puntualidad es Hólger González. El preparador físico llamó la atención a Berruz por llegar al comedor 30 minutos más tarde de lo acordado. "El almuerzo era a las 13:00", le recordó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (1)