3 de octubre de 2015 11:45

El poderoso Barcelona estrelló cuatro balones en los postes y perdió 

El delantero del Barcelona, Luis Suárez (izq.) reclama una jugada ante  Thimothee Kolodziecziak del Sevilla en el partido del  3 de octubre del 2015. Cristina Quilcler / AFP

El delantero del Barcelona, Luis Suárez (izq.) reclama una jugada ante Thimothee Kolodziecziak del Sevilla en el partido del 3 de octubre del 2015. Cristina Quilcler / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

El entrenador del Barcelona, el español Luis Enrique, lamentó  la falta de eficacia de su equipo, que cayó ante el Sevilla por 2-1 después de estrellar cuatro balones al palo y de evidenciar cierta debilidad defensiva.

"Es increíble que nos vayamos de aquí con un solo gol después de que el balón merodeara por la línea de gol. Los dos equipos generamos muchas ocasiones de gol", señaló Luis Enrique.

"No estamos en nuestros mejores números en ese factor, ni de lejos, pero estoy seguro de que va a cambiar a lo largo de la temporada", añadió el entrenador azulgrana sobre la falta de eficacia de sus jugadores ante el arco contrario.

El Barcelona, tercer clasificado ahora con 15 puntos y un partido más que Real Madrid y Atlético, anotó 12 goles en lo que va de Liga y encajó ya nueve. Luis Enrique asumió la superioridad del Sevilla en los diez primeros minutos de la segunda parte, cuando anotó sus dos tantos, y reconoció que el trepidante ritmo y el descontrol del encuentro tampoco favoreció a su equipo. "Esos diez minutos nos penalizaron, el Sevilla fue muy superior, se adelantaron en el marcador y ya no pudimos", admitió el entrenador español del Barcelona, que sumó su segunda derrota en lo que va de temporada. 

En su segundo partido sin su gran estrella, Lionel Messi, el conjunto azulgrana perdió una gran ocasión para alcanzar el liderato de la Liga, mientras que el Sevilla se regaló un balón de oxígeno tras un inicio de temporada titubeante.

Los palos y doce minutos fantásticos tras el descanso le bastaron al equipo dirigido por el español Unai Emery para sacudirse el dominio azulgrana de la primera parte, anotar dos tantos definitivos y echar por tierra todos los esfuerzos del brasileño Neymar por asumir el rol del lesionado Messi.

Neymar lideró al Barcelona como le reclamaba la hinchada; protagonizó algunas de las mejores ocasiones de su equipo; marcó, de penal en el minuto 73, el gol que recortó distancias; y hasta estrelló contra el arco de Sergio Rico un balón que luego se paseó por toda la línea de gol. Pero ni por ésas. Los goles del danés Michael Krohn-Deli, en el minuto 51, y del español Vicente Iborra, en el 57', castigaron sobre manera a los azulgrana, que dominaron claramente el primer tiempo y se recompusieron a los tantos andaluces, pero no acertaron con el arco de Rico, decisivo en una triple ocasión consecutiva de Neymar que podía haber recortado distancias antes del penal. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)