11 de septiembre de 2014 20:46

Clubes quieren flexibilidad para pagar deudas

Deportivo Cuenca tiene severos problemas económicos desde hace varios años. En la foto, sus jugadores se entrenan. Foto: EL COMERCIO

Deportivo Cuenca tiene severos problemas económicos desde hace varios años. En la foto, sus jugadores se entrenan. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pablo Campos. Redactor

Entre bromas, varios directivos del fútbol ecuatoriano le decían a Nasib Neme, el presidente de Emelec, que “hablara con su amigo”, para encontrar una solución al problema de las deudas que tienen los equipos con el Estado.

El “amigo” de Neme, al que se referían en la cita de directivos, es el presidente Rafael Correa, confeso hincha de Emelec. Y es precisamente ante el Primer Mandatario que los dirigentes quieren llegar para solicitarle ayuda en este momento de crisis, según dijo Jaime Villavicencio, titular de la Liga de Loja y uno de los impulsores de la cita a la que acudieron 14 representantes de equipos del torneo local.

La ayuda -según los dirigentes- no tiene que ver con una condonación de deudas, sino más bien con procesos de flexibilización para pagar las obligaciones pendientes con el Servicio de Rentas y con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Hace dos meses, Rentas publicó un listado de las deudas de los clubes del fútbol ecuatoriano. El ente identificó cinco principales riesgos en su situación tributaria: la falta de presentación de obligaciones tributarias, declaraciones y anexos en cero, retenciones realizadas y no pagadas, retenciones no efectuadas y deudas pendientes con la entidad.

Equipos como Barcelona registraban una cartera suspendida de 2 527 425. También tenían deudas clubes como Deportivo Cuenca (808 072), El Nacional (365 341), Liga de Loja, Manta, Olmedo...“Lastimosamente, nos hemos encontrado con obligaciones pendientes con el Seguro y el SRI que son de muchos años y estamos viendo la forma de solucionarlas”, dice el titular del cuadro riobambeño, Jaime Aimacaña.

Por ello, en algunos equipos como El Nacional, la directiva decidió usar el dinero que reciben por derechos de televisión para cancelar los pagos pendientes con el SRI. “No contamos con ese dinero, porque las deudas son grandes”, sostiene el titular criollo Jorge Yunda.

Evitar la cárcel

La vigencia del nuevo Código Integral Penal también tuvo su afectación directa en los clubes. El cuerpo legal sanciona con prisión para aquellos empleadores que no afilien a sus empleados, según consta en el artículo 244.

De acuerdo con la Agremiación de Futbolistas Ecuatorianos, los equipos tienen una larga lista de incumplimientos con la Seguridad Social que incluyen la no afiliación de futbolista y la falta de pagos de los aportes.

“El tema es grave, no queremos que un dirigente termine en prisión. Por eso estamos buscando acuerdos para solucionar este problema”, señaló el directivo Villavicencio.
Por ello, los dirigentes buscan concretar una cita con el presidente Rafael Correa, “consciente de su gusto y apoyo por el deporte”, según palabras del titular de la Liga de Loja.

Acercarse al presidente Correa será una de las próximas acciones que el grupo de dirigentes busca concretar en las próximas semanas. Uno de los argumentos que los dirigentes quieren presentar es que a través del fútbol, los equipos contribuyen a la sociedad para evitar que niños y jóvenes de sectores marginales terminen cometiendo actos delictivos.

La próxima reunión de los representantes de los equipos se realizará el próximo martes en Guayaquil, sin la presencia de dirigentes de Ecuafútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)