24 de enero de 2018 00:00

Aníbal Biggeri:  ‘quiero imponer un estilo de juego en Cuenca y en el país’

Aníbal Biggeri, entrenador del Deportivo Cuenca. Imagen tomada de la cuenta Twitter @DCuencaOficial

Aníbal Biggeri, entrenador del Deportivo Cuenca. Imagen tomada de la cuenta Twitter @DCuencaOficial

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Manuel Quizhpe. Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Aníbal Biggeri, DT del Deportivo Cuenca, nació en Buenos Aires, Argentina, el 15 de febrero de 1965. Tiene tres hijos con María Barone. Se estrenó como técnico en el 2013 con All Boys. Luego pasó a los equipos argentinos de Temperley, Chacarita Juniors, Atlanta y Los Andes.

Entre los 12 técnicos de la Serie A, usted es el único que se estrenará este año en el fútbol ecuatoriano. ¿Cómo se produjo su vinculación?

En noviembre pasado, los directivos del Deportivo Cuenca estuvieron en Buenos Aires y allí empezó una relación. Aún no se sabía el futuro del técnico Gabriel Schürrer, pero ante la posibilidad de su salida empezaron a ver otros entrenadores. Guillermo Duró era el más opcionado, pero se complicó su venida, surgió mi nombre y se concretó la contratación.

¿Cómo asume su rol de debutante en el exterior?
Con ilusión y ojalá mi desempeño sea de lo mejor. No quiero desaprovechar esta oportunidad, ofrezco trabajo y más trabajo, quiero imponer un estilo de juego en Cuenca y en el país. Después que la pelota caprichosa entre o no al arco contrario será otro asunto.

¿Ha mantenido contacto con los técnicos que serán sus rivales?
En Quito conversé con Gabriel Schürrer, técnico del Independiente del Valle, quien hizo una buena campaña en Deportivo Cuenca. Es un gran profesional. Los argentinos tenemos que dar lo mejor para dejar una buena imagen.

¿Cuánto conoce del fútbol ecuatoriano?
Bastante. A partir de mi vinculación al Deportivo Cuenca he mirado videos de los rivales y he hecho un seguimiento de mis jugadores. Conozco de dónde vienen y cómo han rendido el 2017.

¿Sobre los clubes?

Barcelona, Emelec, Liga de Quito son clubes poderosos, solventes económicamente. Son equipos que tienen a futbolistas desequilibrantes. Independiente del Valle trabaja bien con las divisiones inferiores y se nutre constantemente de jóvenes talentos. Vamos a tener un difícil y competitivo campeonato.

¿Cómo se trabaja para equilibrar las fuerzas con los equipos de mayor presupuesto económico?
Creo mucho en el trabajo grupal, en la integración, en la confianza de los futbolistas en sí mismos y en la palabra del entrenador. La billetera no alcanza cuando hay un grupo fuerte y unido, es difícil vencerlo. Estamos trabajando en ese aspecto. La semana de pretemporada en Quito fue importante para conocernos mejor. Tengo jugadores con talento y buen pie. Para equilibrar fuerzas se requiere solidaridad. En mi equipo hay jugadores ilusionados por triunfar.

Usted, en su presentación, adelantó que será ofensivo en todas las canchas. ¿Fue una advertencia a los rivales?
Si nos fijamos en los presupuestos y en la conformación de los planteles, con Barcelona tengo un 90% de posibilidades de perder en su cancha. Si juego de igual a igual tengo chance de perder, pero hice el intento. No concibo el fútbol de esperar atrás y buscar algún contragolpe. Jugaremos de igual en todas las canchas de Ecuador.

De lo visto, ¿qué es lo que más le llama la atención del fútbol nacional?
Ha avanzado mucho en el tema del control de balón y en los sistemas de juego, los chicos tienen buen pie. Hay que trabajar en otros aspectos que les cuesta.

¿Como cuáles?
Hay distracciones y aspectos mínimos que pueden costar un partido, debemos trabajar en ese sentido.
¿Cuál es la meta en la Sudamericana y en el torneo nacional?
En la Sudamericana queremos pasar la primera ronda y en el campeonato la idea es clasificar a un torneo internacional. Uno siempre anhela superar lo hecho por los antecesores.

¿Cómo plantea Aníbal Biggeri a sus equipos?
Me gusta mucho el 4-2-3-1 y el 4-1-4-1, siempre pensando en el arco rival. No quita que algún día juegue un 4-4-2 o arme una línea de cinco defensas. Lo importante es aplicar en los partidos lo que se hace en las prácticas. Veremos cuál es el sistema que mejor se acopla el equipo.

¿Al ser ofensivo, el apoyo de los carrileros y volantes será constante?
Eso es lo que intentaré y estoy trabajando para aquello. Mi aspiración es que el equipo llegue con cuatro o cinco jugadores al área contraria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)