6 de mayo de 2015 14:54

Liga de Quito miró a su cantera como lo hizo en la temporada del 2001

Alexander Domínguez, golero de Liga de Quito aconseja a Pervis Estupiñán durante el partido jugado ante Universidad Católica en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Alexander Domínguez, golero de Liga de Quito aconseja a Pervis Estupiñán durante el partido jugado ante Universidad Católica en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 31
Fabián Alarcón

La última vez que Liga de Quito se lanzó decididamente a renovar su plantel con jugadores de su cantera fue en el 2001, cuando consiguió el retorno a la Serie A. De esa campaña surgieron nombres como el de Franklin Salas y Paúl Ambrosi, entre los más destacados.

El equipo de entonces fue dirigido por el técnico argentino Julio Daniel Asad. Actualmente, bajo el mando de su compatriota Luis Zubeldía, la ‘U’ emprendió otro proceso de renovación con talentos que salen de sus divisiones formativas.

Andy Cazquete, Jefferson Intriago, Hancel Batalla, Pervis Estupiñán, José Francisco Cevallos Jr., Luis Cangá son los nombres que suenan como la nueva ‘camada’ azucena que se convertirá en la base para el futuro. De eso se congratulan el DT y la directiva.

Rodrigo Paz, presidente vitalicio de los albos, por ejemplo, indicó: "Tenemos un buen plantel para futuro. Es importante que el técnico de oportunidades a gente joven, que se convertirá en la nueva base de Liga".

Salas y Ambrosi son considerados íconos de la ‘U’, porque fueron exitosos en el equipo albo mientras permanecieron en el plantel, como los últimos futbolistas proyectados desde la cantera. El primero, sobre todo, aún añora al equipo universitario y ha manifestado reiteradamente su interés de retirarse en el club que lo vio crecer futbolísticamente.

El ‘Mago’, como es apodado, ve con buenos ojos este nuevo impulso de talentos. “Ahora Liga volvió a echar mano de los buenos jugadores que salen de sus divisiones menores. Hay mucho talento que seguro contribuirá y será referente a futuro”, agregó Salas, quien hoy milita en Deportivo Quito, el antagónico rival de Liga en la capital.

En ese lapso de tiempo en el que se catapultaron pocos jugadores como Luis Bolaños, se debió a las decisiones de los entrenadores, quienes priorizaron la labor con los experimentados. Además, Liga es conocido más por comprar futbolistas. “Y eso queremos disminuirlo poco a poco”, aseveró Paz.

Y aunque Zubeldía admitió que no es partidario de la normativa que obliga a poner juveniles en la cancha, considera que sirve para darles minutos para que ganen experiencia. “A los juveniles hay que llevarlos dentro de un proceso. Tendrán su oportunidad en su momento”, agregó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)