22 de julio de 2014 00:00

Cinco jugadores del Deportivo Quito devolvieron sus departamentos

Jenny navarro / el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Paola Gavilanes Redactora  
pgavilanes@elcomercio.com 
Quito

La crisis económica que agobia al Deportivo Quito ya cobró sus primeras víctimas. Daniel Loor, Washington España, Víctor Estupiñán, Gregory González y Jonathan Borja entregaron los departamentos a sus dueños y ahora viven en el complejo de Carcelén.

España y González llegaron a ese lugar obligados por la necesidad, ya que desde hace tres meses y medio no reciben sus salarios.

La primera quincena de marzo la cobraron hace dos semanas. Según Esteban Pacheco, presidente, desembolsó alrededor de USD 170 000.

Un segundo adelanto estaba previsto para ayer, pero hasta las 12:00 los jugadores esperaban el depósito en sus cuentas. “Mientras no lo vea (dinero) en mis manos es imposible de creer.

Nos han mentido mucho”, contó Michel Castro, que también habló de los jugadores que ahora viven en Carcelén. “La solución para los dirigentes ha sido que cojan sus cosas y vengan acá. ¡Lamentable!”.

El ofrecimiento del pago de una parte del salario atrasado se realizó el domingo. Wladmir Ortiz, gerente deportivo, los visitó en el complejo de Carcelén para darles la noticia. Castro contó que Pacheco no ha hablado con ellos. “No sé quién es el presidente. Entre que se van y vienen…”.

González prefirió mantenerse en silencio. No quiso dar detalles de cómo afronta el día a día sin recibir su remuneración. Eso sí, hizo un llamado a los directivos para que solucionen los problemas lo antes posible para evitar la paralización del torneo local, anunciada por la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE). La AFE notificó que el 23 de julio, desde las 00:00, se iniciará la primera huelga nacional de futbolistas.

Juan Carlos Garaytécnico de la ‘AKD’, se unió al pedido de González, aclarando que volvió al equipo por pedido de los jugadores, después de haber dicho, el jueves, que daría “un paso al costado” por la falta de seriedad de la directiva en el tema del pago de los salarios atrasados.

Según el DT, a los futbolistas se les ofreció pagarles el viernes, es por ello que tomó la decisión de no dirigir al equipo en el encuentro frente al Olmedo.

Después de hablar con los periodistas, los deportistas continuaron con el entrenamiento. Llegaron a los 09:00 y a las 10:00 empezó el trabajo.

Hoy, los chullas se entrenan a puerta cerrada para su juego frente a Emelec, mañana, en el estadio George Capwell.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)