2 de abril de 2015 13:27

Roberto Perrazo: ‘Esta es la crisis más fuerte que hemos tenido en tres años’ 

Aucas, con el debut de su flamante contratación Sebastián ‘Loco’ Abreu, venció al Deportivo Cuenca, 2-0, en el comienzo de la novena fecha del Campeonato Nacional. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Aucas, con el debut de su flamante contratación Sebastián ‘Loco’ Abreu, venció al Deportivo Cuenca, 2-0, en el comienzo de la novena fecha del Campeonato Nacional. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fabián Alarcón
Quito

El plantel de Aucas se desplazó desde el aeropuerto Mariscal Sucre hasta el estadio Gonzalo Pozo, para cumplir con una sesión de relajamiento muscular y recuperación. De ahí, los jugadores se irán a sus casas para retornar al entrenamiento matinal del viernes 3 de abril.

En los exteriores del escenario deportivo las calles lucían vacías. No hubo un solo periodista que llegara para ver si capta alguna entrevista. Roberto Perrazo, gerente del club y que estuvo en Guayaquil para mirar el partido ante Barcelona Sporting Club, adelantó que el bus ingresará directamente y que nadie particular podrá cruzar las inmediaciones.

"Ellos harán algo ligero y se irán a sus casas. El viaje se hizo largo porque hubo en retraso en el vuelo y por eso estamos cansados", precisó.

Sobre la continuidad del técnico Juan Ramón Silva, el directivo indicó que aún continúa con el respaldo del administrador del cuadro expetrolero, Ramiro Gordón.

"Esta es la crisis más fuerte que hemos tenido en los tres años que llevamos frente al equipo. Sabíamos que el camino en la Serie A iba a ser difícil, pero los jugadores también saben que pueden recuperarse, que depende solo de ellos, no es cuestión de entrenador", aseguró Perrazo.

"El equipo ha realizado buenos partidos, solo falta encontrar esa regularidad y los resultados que nos den tranquilidad. Los jugadores deben convencerse de que son buenos y tienen la capacidad de pelear de igual a igual", agregó.

Como medidas complementarias, en la interna se continuarán con los asados para mantener la unión y el espíritu solidario del plantel. “Si nos ponemos a buscar ahora un psicólogo, esa solución podría ser peor”, detalló.

Mientras tanto, Gordón estuvo en su oficina privada y luego mantuvo reuniones particulares. Él recién irán este viernes al entrenamiento para conversar con los futbolistas y el cuerpo técnico, por el mal momento que vive el equipo que es último en la tabla de posiciones, tras la derrota 2-0, a mano de los canarios. Se prevé que el bus recién llegará al Sur de la ciudad a las 13:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)