Paraguay aplicará otro plan en Cuenca

xavier caivinagua / el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe.  Redactor (D)

Con dos horas de retraso (15:00), conforme al horario inicial establecido, llegó ayer a Cuenca la Selección de fútbol de Paraguay.

Las futbolistas se bajaron del bus que las trajo desde Loja y directamente se dirigieron al restaurante del Hotel Cuenca, en donde se alojarán hasta el próximo domingo.

La derrota de anteayer ante Brasil, por 4-1, las golpeó psicológicamente. Sin embargo, el técnico Julio Carlos Gómez está convencido que esta noche sus dirigidas pueden reivindicarse ante Argentina.

El partido se jugará desde las 19:10, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, válido por la tercera fecha del Grupo B de la Copa América Femenina de Fútbol.

Las futbolistas se sirvieron los alimentos en silencio, hubo seriedad en el grupo. Ninguna habló con la prensa, pero sí lo hicieron los miembros del cuerpo técnico encabezados por Gómez y la jefa de la delegación de Paraguay, Fátima Cabrera, quien con Diego Barrera coordinaba el uso de la cancha de la Universidad de Cuenca.

Cabrera reconoció que luego de la goleada ante Brasil “no están bien las chicas, pero sí existen las ganas de resarcirse ante Argentina”.

Lo toman como una revancha, porque la meta es clasificarse a la siguiente fase del certamen y buscar un cupo al Mundial del 2015.

Gómez está seguro que sus dirigidas no han perdido el optimismo porque tropezaron ante Brasil, Selección candidata para ganar el título del certamen. En su criterio, la segunda plaza del Grupo B la lucharán con Argentina y Chile.

El DT apunta que hay nueve puntos en juego: frente a Argentina, Bolivia y Chile. Incluso, dependiendo de otros resultados, “hasta con siete puntos se puede clasificar a la segunda etapa”. Sobre el partido de hoy, Gómez lo calificó como una primera final para Paraguay.

Un ambiente similar al del combinado paraguayo se registró ayer durante el almuerzo que se sirvieron las seleccionadas de Bolivia, en el restaurante del hotel Ríos del Valle, ubicado en el Centro Histórico de Cuenca. Las dos goleadas sufridas ante Brasil (6-0) y Argentina (6-0) desmoralizaron a las futbolistas del altiplano.

La delegación boliviana arribó ayer a la capital azuaya, pasadas las 14:00, tras jugar en Loja sus dos primeros partidos del Grupo B de la Copa América Femenina de Fútbol. Hoy, desde las 17:00, encaran su tercer encuentro seguido y será ante Chile, en el estadio cuencano.

Las futbolistas se sirvieron sopa de pollo, arroz con carne a la plancha, jugo de naranja y un helado. Terminaron el almuerzo, se levantaron de sus asientos, tomaron sus maletas y se dirigieron a sus habitaciones. La capitana del combinado boliviano, Claudia Galvis, fue la única que atendió a este Diario.

Según Galvis, quien se mostró cordial, aún quedan dos cotejos ante Chile y Paraguay y “no nos vamos a caer”. Ella defiende a sus compañeras y está convencida que pese a las goleadas, “hemos peleado en la cancha y vamos hacerlo igual.

Brasil, que tiene fecha libre, es líder del grupo B de la Copa América. Tiene seis puntos y más 9 de gol diferencia, tras golear 6-0 a Bolivia y 4-1 a Paraguay. Luego están Argentina (con dos cotejos) y Chile (con un solo partido), que suman tres puntos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)