25 de May de 2015 21:05

Ángel Mena recibe la ayuda de sus hijas en su recuperación

El futbolista Ángel Mena también hace rehabilitación en su domicilio, ayudado por su esposa es hijas. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El futbolista Ángel Mena también hace rehabilitación en su domicilio, ayudado por su esposa es hijas. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 6
Sorprendido 2
Contento 19
Ronald Ladines

Ángel Mena le confía la recuperación de su lesión, al fisioterapeuta Tony Ocampo y a ‘dos doctoras particulares’ -así dice él-. Además de las sesiones de terapia en el consultorio del médico eléctrico, el atacante guayaquileño recibe indicaciones de sus hijas.

Angélica de 6 años y Valentina de 2, han tomado el papel de ayudantes en su recuperación. Ellas están pendientes para que el jugador de Emelec no realice movimientos en su casa, también lo asisten pasándole agua o el control remoto de la TV.

“Son inocentes, no saben de lesiones o de la gravedad que conllevan. Por eso es lindo que estén pendientes de mí, no me dejan cargar nada ni hacer esfuerzos en la casa”. Contó el futbolista, que le dedica cerca de cuatro horas a sus tareas de rehabilitación.

Las pequeñas lo abrazan le soban la pierna derecha y lo llenan de besos. Considera que esa es la mejor medicina para su molestia. Él es muy apegado a su familia y siempre lleva a sus hijas y a su esposa, Shirley Posligua, al estadio Capwell.

Mena sufrió un desgarro muscular en su pierna derecha durante el juego de ida ante Tigres, por los cuartos de final de la Copa Libertadores. Por eso no viajó a México para la revancha de hoy. Luego de la lesión lo primero que hizo fue llamar a su esposa para contarle.

El jugador estaba frustrado porque se perderá el duelo copero. Su esposa fue quien lo tranquilizó y le recomendó tener fe y encomendarse a Dios.

El plantel de Emelec viajó el domingo a Monterrey, para la revancha ante Tigres. Antes de eso, Mena conversó con Gabriel Achilier y Fernando Gaibor, con quienes tiene mayor afinidad. A ellos les pidió regresar a Guayaquil con el pase a la semifinal.

Una de las buenas noticias de los últimos días es que los médicos le dijeron que su recuperación le tomaría poco más de una semana. Eso le devolvió la confianza para vestir la 'Tri' en la Copa América de Chile.

“Una vez más me toca pasar por una lesión previo a una convocatoria, quizá eso es lo que más me amargó”, contó el jugador, quien recordó que una molestia física le impidió disputar los amistosos ante Brasil y Bolivia, el año pasado, cuando Sixto Vizuete dirigía a la Tri.

Además de su esposa e hijas, el futbolista también ha recibió el apoyo de sus padres. La semana pasada, durante un almuerzo, ellos le expresaron su orgullo por la convocatoria y le dieron una bendición para que se recuperara lo antes posible.

Debutar en un torneo oficial con la Tri es uno de los sueños a sus 27 años. Cuenta que desde que debutó con Emelec -en 2007- tenía como objetivo llegar a la selección absoluta, ya que tampoco formó parte de las selecciones formativas.

Después de que se dio a conocer la lista preliminar para la Copa, el jugador no ha conversado con el DT Quinteros. Ellos tienen una buena relación, pero está consciente que en caso de que no se recupere por completo, quedará excluido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)