1 de marzo de 2017 19:47

En Casa Blanca el fútbol se aprecia mejor sin mallas en la general norte 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 5
David Landeta
Redactor. (D)

El ambiente era diferente en la general norte del estadio Casa Blanca, aunque la cerveza era la misma; el rojo de las gradas que pasaban de un tono claro a otro oscuro con el brillo del marcador electrónico, también era el mismo, al igual que los sánduches y las empanadas de morocho, había una sensación fuera de lo común.

Los hinchas que llegaron al reducto en el que Liga de Quito jugó en condición de local ante River Ecuador – la noche del pasado 24 de febrero del 2017 – disfrutaron de algo nuevo, la misma experiencia que viven desde el inicio del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol de este año.

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

La mitad de este escenario deportivo ya no tiene mallas, al igual que el Santiago Bernabeu del Real Madrid, el Camp Nou del FC Barcelona o el Monumental del Barcelona Sporting Club y el George Capwell de Emelec en Guayaquil.

La decisión de quitar las rejas que separan la cancha de la zona en la que los hinchas disfrutan del juego, la tomó la dirigencia de la ‘U’, el pasado 23 de enero y lo anunció por la cuenta de Twitter oficial del equipo (@LDU_Oficial), previo a la presentación del club ante Deportivo Cali en la Noche Blanca.

La medida ha tenido buena acogida entre los hinchas, ellos ·se sienten más cerca de sus jugadores" y viven con mayor intensidad la experiencia de disfrutar un partido de fútbol.

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Así lo asegura Rebeca Guachamín, quien detuvo un momento su explicación para bajar corriendo por las gradas y acercarse al pequeño muro que está justo detrás de la zona para la prensa gráfica deportiva y gritar el tercer gol de la ‘U’, lo convirtió José Francisco Cevallos y decidió celebrarlo con sus compañeros justo en el córner izquierdo del arco norte del estadio Casa Blanca. Esto desató la locura de los aficionados albos que eufóricos gritaban la icónica barra "yo te daré, te daré Liga hermosa...".

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Paul Castro coincide con Rebeca Guachamín, él va todos los partidos de Liga a la general norte. Esta vez llegó junto a sus amigos y unos pequeños niños, quienes disputaron su propio partido con una botella como pelota en la última fila de la general. Para Castro el hecho de que las mallas no estén hace que el reducto de Liga se vea "más elegante".

Además, cree que esto le permite una mayor conexión con los jugadores que se la siente en cada gol, en cada jugada de peligro, tanto del rival como de los 'albos'.

Los hinchas corren hasta la pared con desenfreno y vociferan cánticos o vitorean a sus jugadores, están tan cerca que parece que le gritan en la oreja al guardameta Esteban Caicedo de River Ecuador, quien entró a la cancha al final del primer tiempo en sustitución de Damián Frascarelli. Este último, recibió una cartulina roja de parte del árbitro Roddy Zambrano al minuto 45 del primer tiempo, en una situación confusa con los jugadores de la ‘U’.

Pero no todo es bueno, hay un pequeño inconveniente con la ausencia de las mallas metálicas, ahora cualquier remate desviado llega con facilidad a las gradas. Esto sucedió en un momento del encuentro: Armando Solís, delantero de River Ecuador, remató al arco de Daniel Viteri y la redonda se fue hacia la general e impactó en una niña. Los servicios de salud de la Cruz Roja estuvieron prestos a atender a la pequeña. El incidente no pasó de un susto, porque tanto la madre como la niña siguieron disfrutando del juego, pese a las lágrimas derramadas por la pequeña, pero que fueron secadas por su madre.

Al final, los 'albos' consiguieron su primera victoria del año, golearon a River Ecuador 4 a 0 y esperan su próximo encuentro ante Defensor Sporting de Uruguay en cotejo válido por la Copa Sudamericana, el próximo martes 28 de febrero del 2017 desde las 19:45 (hora local). Los jugadores desde la mitad de la cancha levantaron las manos para agradecer a la afición quienes gritaban: "esta noche la Liga está de fiesta, porque los jugadores sudan la camiseta".

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

La localidad de la general norte del estadio Casa Blanca lució sin mallas para el partido ante River Ecuador. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Todos se agolparon en el borde de la cancha mientras el personal de seguridad de Liga de Quito esperaban que los aficionados abandonen las gradas, en total son 16 `personas quienes se aseguran que los aficionados no invadan el campo de juego y que no exista ningún tipo de incidente. Ellos todo el tiempo le dieron la espalda al campo de juego y estaban concentrados en evitar cualquier inconveniente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)